La dieta mediterránea protege la salud de los ancianos y les ayuda a prolongar la vida, según un estudio italiano, publicado por el British Journal of Nutrition. Los científicos mostraron que ser fieles a este estilo de nutrición deriva en la reducción del 25% del riesgo de muerte por cualquier causa en los mayores de 65 años de edad.

El estudio fue llevado adelante por el Instituto Neurológico Mediterráneo Neuromed I.R.C.C.S. al analizar las relaciones entre la dieta mediterránea y mortalidad en cinco mil adultos mayores de 65 en Italia. La novedad de nuestro estudio está en haber puesto la lupa en poblaciones mayores de 65 años. Sabíamos desde hace tiempo que la dieta mediterránea era eficaz en la reducción del riesgo de muerte en la población en general, pero no conocíamos todavía cuánto podía serlo en los ancianos", explicó la epidemióloga Marialaura Bonaccio.

Las alimentación mediterránea tradicional es rica en frutas, verduras, pescado, legumbres, aceite de oliva y cereales y con poca carne y lacteos, junto con moderado consumo de vino durante las comidas. "En particular los beneficios se advierten en los porcentajes de mortalidad por cuadros cardiovasculares y cerebrovasculares", concluyó Bonaccio.

 

LASCIA UN COMMENTO

Inserisci il tuo commento
Inserisci qui il tuo nome