Italia sufre una ola de temperaturas heladas, de norte a sur, con nieve incluso sobre los Sassi de Matera y el Vesubio, y trastornos en las rutas por el fuerte viento y el hielo. La región meridional de Basilicata se despertó bajo la nieve, con las guarderías infantiles cerradas en Potenza. También hay nieve a baja altura en Umbria y temperaturas heladas en Molise, con -4 grados en Campobasso y hasta -10 en la montaña.

En el Salento, en el sudeste, hasta las playas aparecieron nevadas y hay trastornos en los trenes. La nieve a baja altura afecta también a Umbria, donde Foligno se levantó bajo un manto blanco, así como la zona de Gualdo Tadino y Gubbio.

Durante la noche y esta mañana hubo problemas en las rutas y los bomberos tuvieron que intervenir en las rutas internas de Asís para asistir a un auto que llevaba a bordo a algunas monjas rumbo a la basílica de San Francisco. En los pasos de los Apeninos también hay nieve, aunque con cadenas y neumáticos invernales se puede transitar.

LASCIA UN COMMENTO

Inserisci il tuo commento
Inserisci qui il tuo nome