MONTEVIDEO (Uypress) - Un aumento del 500% en las denuncias de violencia de género en la última década está demostrando un problema que siempre existió pero que cada vez se hace más visible. Las denuncias aumentaron en más de un 500 % en esta década, "lo que demuestra que el problema siempre existió y ahora se está haciendo visible y se busca ayuda", indicó July Zabaleta, directora de la División Políticas de Género del Ministerio del Interior, en el 10º aniversario de su creación. Zabaleta afirmó que se puso el foco en la capacitación y mejora de los registros. Agregó que las tobilleras son una de las principales herramientas que se utilizan para la protección de la vida de las mujeres. El balance de su uso es positivo en un 100 %, dado que ninguna mujer que las llevaba perdió la vida. Actualmente, se cuenta con 600 dispositivos para casos de alto riesgo de violencia doméstica y en el segundo semestre de este año se incorporarán 500 para monitoreo individual. Según reseña el portal de Presidencia, el director general de Secretaría del Ministerio del Interior, Federico Laca, señaló que las principales líneas de acción para 2019 incluyen capacitaciones a medida, según las necesidades departamentales, que incorporan temas como generaciones, diversidad, enfoques étnico-raciales y discapacidad. También se incluye la capacitación para prevenir la explotación sexual comercial de niñas, niños y adolescentes, trata, tráfico y explotación de personas, que se suma a la materia Violencia Doméstica y Género, incluida en el curriculum de formación policial. Agregó que los alumnos realizarán prácticas en las unidades especializadas en violencia doméstica y género de Montevideo y que existe la posibilidad de extenderlo a otras jefaturas. Laca explicó que se sigue desarrollando el proyecto piloto para predecir el riesgo de reincidencia de violencia doméstica.

Tam bién se realizará una investigación sobre violencia sexual hacia niños, niñas y adolescentes. Respecto de la infraestructura de las unidades especializadas, el 85% fue readecuada por un modelo elaborado por el Laboratorio Tecnológico del Uruguay (LATU) y está prevista una mejora de los locales para las unidades especializadas de Cardona, Durazno, Paso de los Toros, Young y Atlántida. Asimismo se trabaja en la firma de un convenio con la Administración Nacional de Enseñanza Pública (ANEP), para mejorar la coordinación y el intercambio, puesto que en los centros educativos no solo se detectan situaciones de violencia basada en género, sino que también concurren allí víctimas, que requieren de custodia policial o están protegidas por el programa de tobilleras. Hacia adentro del ministerio, se señaló, se realizan modificaciones para la mejora del abordaje de situaciones que involucran a los funcionarios en casos de violencia doméstica y acoso sexual.

LASCIA UN COMMENTO

Inserisci il tuo commento
Inserisci qui il tuo nome