ATLÁNTIDA (Uypress) Una obra que demandó una inversión de 85 millones de pesos es la nueva sede de la Escuela Técnica de UTU en Atlántida, a la que asisten 650 estudiantes en tres turnos. El edificio consta de cuatro pisos, con seis aulas y talleres de gastronomía, capilar, informática y electrónica, laboratorio y espacios accesibles. La obra implicó una inversión de 85 millones de pesos y era muy demandada por la comunidad educativa, ya

que se alojaba en un local pequeño y con algunos problemas edilicios. Asisten 650 alumnos en tres turnos. En la tarde del lunes 29 de abril, unos cien alumnos circulaban por el nuevo local de la Escuela Técnica de Atlántida, departamento de Canelones e ingresaban en las distintas aulas. Dos grupos de unos veinte estudiantes participaban activamente de los talleres de panadería y peluquería, con actividades prácticas y equipamiento adecuado. El nuevo edificio pertenece al Consejo de Educación Técnico-Profesional (CETP) de la Universidad del Trabajo del Uruguay (UTU) y se percibe con claridad desde la ruta 11, dado que cuenta con cuatro pisos. La obra se compone de seis aulas para clases teóricas, talleres de gastronomía, belleza, informática y electrónica, equipados con modernos materiales, laboratorio de ciencias, salón de usos múltiples, administración (secretaría y dirección), sala de profesores, adscripciones, cafetería, vestuarios con duchas, baños y mediateca.

Parte del mobiliario era utilizado en el centro anterior, pero en su mayoría fue instalado a nuevo. El edificio se caracteriza por sus espacios amplios y luminosos. Totalizó una inversión aproximada de 85 millones de pesos. La directora del centro, María Rosa Spada, confirmó que asisten unos 650 alumnos residentes de distintos puntos del departamento, sobre todo de localidades ubicadas entre el peaje Solís y el peaje Pando. Valoró que el cambio fue sustancial entre un centro y otro: "Ahora, las aulas son espaciosas y ventiladas, con capacidad para 30 alumnos cómodos", explicó. Actualmente, trabajan con el equipo docente en normas de convivencia, para que se aproveche al máximo la transformación. En esta dependencia, funcionan los bachilleratos tecnológicos de informática, deporte y recreación, administración y turismo. Son cursos de enseñanza media tecnológica que fomentan la continuidad educativa y el ingreso posterior de los alumnos a estudios universitarios.

También se dictan cursos vinculados a una enseñanza en rubros, como gastronomía y capilar, considerados capaces de asegurar una rápida inserción laboral. Este año se cuenta con el bachillerato profesional de capilar, que permite especializarse en peinado y maquillaje. Además, funciona la Tecnicatura en Operador Inmobiliario.

LASCIA UN COMMENTO

Inserisci il tuo commento
Inserisci qui il tuo nome