El Grupo Uniting for Consensus (UFC), coordinado por Italia, reafimó su compromiso para una reforma consensuada del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, "que será posible alcanzar solo en el marco de la negociación intergubernamental bajo los auspicios de la Asamblea (General de la ONU): el único proceso transparente en el que todos los Estados miembros tienen voz".

Así lo planteó en el debate anual de la Asamblea General de la ONU sobre la reforma del Consejo de Seguridad. "La propuesta de UFC es la más realista sobre la mesa y la única en la que todos obtienen mayores oportunidades de acceso al Consejo. Necesitamos de una reforma como esta para hacerlo más representativo, democrático, responsable, transparente y efiaz, para recuperar la confinza de todos los estados y de la opinión pública internacional en comparación con un multilateralismo efiaz", dijo la embajadora Mariangela Zappia.

Zappia, quien es la representante permanente italiana en el Palacio del Vidrio, describió los aspectos principales de la propuesta: creación de nuevas bancas no permanentes de largo plazo con posibilidad de reelección inmediata, y la institución de nuevos escaños no permanente de duración de dos años. Propuesta que devolvería a Africa, hoy sub-representada, al grupo con un número mayor de bancas. "Construyamos puentes no barreras. Uniting for Consensus continuará trabajando con aquel espíritu de flxibilidad y compromiso que son necesarios y que esperamos por parte de todos para alcanzar el objetivo común de un Consejo reformado", añadió.

LASCIA UN COMMENTO

Inserisci il tuo commento
Inserisci qui il tuo nome