CANELONES (Uypress)- Carniceros de todo el país se reunieron en Toledo para evaluar la difícil situación que atraviesan, y emitir un mensaje conjunto al gobierno: de no encontrar una solución para mejorar los precios en el mercado local, muchos deberán bajar la cortina. El aumento sostenido del precio de la carne, especialmente cortes como la pulpa y el asado, impacta, tanto en la mesa de los consumidores, como en la caja de las carnicerías.

"Estamos en el peor momento histórico, más de cien carnicerías podrían cerrar después de enero", advirtió Alejandro Ruiz, uno de los carniceros asistentes a la reunión, en declaraciones al programa Puntos de Vista, emitido por Radio Uruguay. El mencionado comerciante asegura que estas fechas de diciembre son una zafra por excelencia, pero puede que este año no se produzca: "Estamos luchando para que no cierren y para que puedan reabrir las que ya cerraron, queremos llegar urgentemente a las autoridades porque vienen las fiestas". "Estamos a precios internacionales y la gente gana sueldos de acá. No se puede pagar 400 pesos un kilo de pulpa o 350 uno de asado. La gente compra dos churrasquitos o un kilo de picada, y con eso no se pueden cubrir los costes operativos de las carnicerías", sostuvo. En cuanto a la caída de la venta, "Se habla de un 40%, en mi caso podría ser un 50% y he oído a otros decir un 60%. Tenés los mismos costos operativos, entonces tenés que empezar a sacar empleados, achicar costos, y llega un momento en que no aguantás más", manifestó.

Para Ruiz, las medidas para abatir los precios "tienen que ser ahora". "Se supone que ya que están fijados los precios internacionales para 2020", dijo el carnicero. "No los vamos a aguantar", adelantó. Desde hace ya un buen tiempo, la suba de la carne uruguaya y su alta demanda en el extranjero ha obligado a buscar alternativas para el consumo local, como la importación de cortes desde Brasil o Paraguay. Por otra parte, en recientes declaraciones, el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Enzo Benech, señaló que medidas como las reclamadas desde diversos sectores, consistentes en rebaja o devolución e impuestos "no son tan sencillas" en momentos de alto déficit fiscal.

"Esto es como las cuentas de muestras casas, cuando el sueldo no alcanza hay que ajustar por algún lado", manifestó. En el mismo sentido, recordó que "el precio lo fija el mercado", y que el elevado pecio de la carne uruguaya es una buena noticia en cuanto habla de su gran demanda. "Hay alternativas, otras carnes que comemos poco. Es un tema de cultura", apuntó el jerarca.

LASCIA UN COMMENTO

Inserisci il tuo commento
Inserisci qui il tuo nome