MONTEVIDEO (Uypress) - Si bien el proceso legislativo de la Ley de Urgente Consideración (LUC) ha provocado varios cambios al articulado original, la agenda reformista del gobierno va más allá de esa ley, al punto que ya está trabajando en otras propuestas que, en algunos casos, encaminará sin necesidad de negociaciones políticas, por vía administrativa, según informa el semanario Búsqueda. El director de Planeamiento y Presupuesto, Isaac Alfie, dijo que, a pesar de que la pandemia del Covid-19 consumió parte de la agenda y tiempo de gobierno, se podrán concretar varias reformas estructurales planeadas: "Si no es en la ley de Presupuesto, será a través de leyes especiales".

Según explicó el jerarca, "las grandes hoy son la de la previsión social (que hay que hacerla con el agua al cuello) y la del mercado de los combustibles", añadió. Después se impulsarán otras reformas, para desmantelar "pequeñas regulaciones que entorpecen la actividad privada. Ahí hay que hacer un relevamiento general para destrabar. A veces parecen tontas, pero no son tan tontas". E hizo referencia, a modo de ejemplo a las "trabas en el proceso de importación y exportación", junto con medidas como el armado de un nuevo plan maestro del puerto y la habilitación de muelles especializados que "abaratan las cosas".

"La competencia no debilita a nadie" - Para Alfie, con la LUC también "se rompe el monopolio del Internet" y "esa es una reforma estructural bien importante": "No creo que la competencia debilite a nadie. La competencia fortalece a todo el mundo. Quedó demostrado que quienes compitieron mejoraron y se tuvieron que profesionalizar. Y la verdad, funcionaron. Porque en Uruguay tenemos una cosa que ha pasado históricamente y quizás esté en la raíz de que la privatización de las empresas públicas nunca fue un punto central, lo central fue la competencia. Las empresas públicas uruguayas nunca fueron el desiderátum de la eficiencia; estando en monopolio eran bastante deficientes, pero no eran el desastre como en otros lados, y tampoco era que no brindaban razonablemente los servicios".

Apoyo empresarial: "Que se apaguen los incendios y no se olviden de las reformas estructurales". Este tipo de medidas cuentan con el beneplácito del sector empresarial. El miércoles 27, en una reunión con la cúpula del Ministerio de Economía, directivos de la Confederación Empresarial del Uruguay transmitieron su pretensión de que el gobierno cumpla con la promesa de bajar costos y darle más espacio al sector privado: "Aspiramos a que se apaguen los incendios y que no se olviden de las reformas estructurales" reclamadas, dijo al semanario citado el presidente de esa supracámara, Gerardo García Pintos. También respaldaron la actuación de la nueva administración: "Si siguen con estos planteamientos creíbles, van a cosechar" resultados y se concretarán nuevas inversiones, les señalaron a la ministra (Azucena Arbeleche) y al subsecretario (Alejandro Irastorza). Pero "magia" no hay, y se debe "apretar" para bajar el gasto público, aseguró García Pintos.

Críticas desde el Frente Amplio: "Liberales" - En el Frente Amplio algunos dirigentes creen que buena parte de las propuestas "más liberales-herreristas" de la LUC fueron retiradas. Como ejemplo de eso, el senador Charles Carrera mencionó la iniciativa de desmonopolizar la importación de petróleo, los artículos que obligaban a Antel a ofrecer su infraestructura a operadores privados y la posibilidad de que las sociedades anónimas fueran propietarias de tierras.

LASCIA UN COMMENTO

Inserisci il tuo commento
Inserisci qui il tuo nome