Foto_giornale

MONTEVIDEO (Uypress)
La licitación que realizó la Intendencia de Montevideo para la compra de luminarias por más de 20 millones de dólares se ha convertido en el escenario de una batalla con numerosas acusaciones hacia la empresa ganadora.

Son numerosas las denuncias por irregularidades en el proceso licitatorio para la adquisición de luminarias para la ciudad de Montevideo. La mayoría habían sido presentadas por la firma Habilis S.A., una de las oferentes que quedó por el camino en la selección.

La Intendencia anunció que otorgaba la compra a Prodie S.A., por un valor del entorno de U$S 21,5 millones. Esta adjudicación se produce no haciendo lugar a varias observaciones del Tribunal de Cuentas y a pesar de una denuncia penal que la propia administración realizó contra la empresa adjudicataria.

Ahora, según un amplio informe publicado este miércoles por el diario El País, se une a las denuncias la multinacional Teslights, que participó del llamado representada por la firma Sonda Uruguay S.A. "Tenemos nuestra casa matriz en Hong Kong y una planta en Shenzhen (China), la cual se compone por un 100% de capitales nuestros y fabrica exclusivamente productos Teslights", explicó al ma- tutino desde Estados Uni- dos el CEO de la compañía, el uruguayo Fernando Cancela.

"Nuestra fábrica de China es lo que se conoce como WFOE (Wholly Fo- reign-Owned Enterprise, una compañía completamente extranjera). Poseemos sucursales en España, México, Argentina, Uruguay y Estados Unidos. Y en Chile tenemos un distribuidor.

Somos la marca que más puntos de iluminación inteligente tiene instalados en Uruguay, con 30.000 luminarias distribuidas entre los departamentos de Artigas, Paysandú, Salto, Tacuarembó, Rivera y Montevideo (en la Avenida Millán). También estamos presentes en el sector comercial", agregó Cancela. Teslights pertenece a tres socios uruguayos: dos que residen en Uruguay y Cancela que vive en San Francisco desde hace 20 años.

Desde el año 2010 es pro- veedora de iluminación especializada para la Marina de Estados Unidos.

La empresa admite que la oferta económica de su representante Sonda era más cara que la de Prodie, pero debido a que Prodie falsificó certificados entienden que su propuesta técnica no debería ser tomada en cuenta.

Uno de los directivos de Teslights declaró a El País que la Intendencia, en lugar de denunciar la falsificación ante el Registro Único de Proveedores del Estado (RUPE), lo que automáticamente descalificaría a la firma infractora, prefirió hacer la denuncia ante la Justicia penal, con todas las demoras que ello implica, y que además no inhabilita a la firma de continuar con el proceso. "El intendente Di Candia dijo en un programa que una denuncia penal le puede llevar diez años y que ellos no pueden estar diez años para cambiar una luz. Eso es medio vidrioso, porque cuando hay un cuestionamiento hacia una empresa del RUPE, lo que se hace es una denuncia administrativa", sostuvo Pablo Schoenig, directivo de Teslights.

De acuerdo al empresario, a diferencia de los fallos del Tribunal de Cuentas de la República (TCR), que no son vinculantes, una resolución del RUPE debe ser acatada por el organismo correspondiente, en este caso la Intendencia de Montevideo.

Cancela manifestó que "hay un tema más grave: en la tercera licitación, que en realidad es una compra directa por excepción, hay nuevamente un certificado falso presentado por Pro- die, que las empresas no pudieron recurrir porque cuando se descubrió, ya estaban fuera de plazo". "Es entendible que un ingeniero como (Pablo) Chavarría (responsable de la Unidad Técnica de Alumbrado Público de la IM) no conozca de certificaciones porque lo que él recibe es la certificación completa. Pero el pliego obligaba a que UNIT corrobore que esa certificación exista, que se hizo en un laboratorio aprobado internacionalmente y que ese laboratorio entregaba el reporte. Y en el segundo llamado, UNIT le revoca el certificado a Prodie", destacó Cancela a El País.

Por este tema el intendente Di Candia concurrió a la Junta Departamental el pasado 12 de junio, y defendió el proceso licitatorio iniciado cuando aún era intendente Daniel Martínez.

"El entramado burocrático que nos da las garantías de los debidos procesos (...) no lo hace a este irregular, y mucho menos oscuro, como se ha querido plasmar una y otra vez a través de la prensa", sostuvo. "Cuando uno escucha algunas declaraciones de prensa -como, no quiero decir que por mala fe, prefiero pensar que por desconocimiento, pareciera que la Intendencia fue a una empresa local y le pidió unas miles de lámparas en el mostrador, a dedo. Esto es de un nivel de irresponsabilidad que a nosotros nos preocupa", agregó.

Di Candia manifestó, según recoge El País, que en otros departamentos del Uruguay se hicieron compras de luminarias de menor calidad, a mayores precios.

Y habló de irregularidades en esos procesos.
Por su parte, Teslights entiende que no se pueden colocar las lámparas de Prodie en Montevideo "en un mes, como aseguró el intendente", porque "no dan los tiempos para ello". "O el intendente de Montevideo habla sin saber, lo cual lo desacredita enormemente, o está sabiendo algo que es más grave. Él no puede decir que en un mes está colocando las luminarias", afirmó Pablo Schoenig, de Teslights.

LASCIA UN COMMENTO

Inserisci il tuo commento
Inserisci qui il tuo nome