Juan Carlos, con el presidente dominicano Danilo Medina (con bigote) y los hermanos Alfie y Pepe Fanjul, en la inauguración de la avenida que lleva su nombreen el lujoso complejo Casa de Campo, en mayo del 2015.

SANTO DOMINGO (Uypress) Desde que el rey Juan Carlos i anunciase su intención de abandonar España, y pese a los rumores que lo situaban en Portugal, la opción de un 'exilio' caribeño parece materializarse en República Dominicana. La relación del rey emérito con la dinastía azucarera desata el rumor de su posible traslado al país caribeño. Los Fanjul y Juan Carlos I comenzó en los veranos de Mallorca, en las reuniones organizadas por Cristina Macaya en su casa. Pepe y Alfie llevan años siendo anfitriones del padre de Felipe VI en sus propiedades de Casa de Campo, en La Romana (República Dominicana), un Sotogrande caribeño donde visitan aristócratas, políticos como Felipe González, multimillonarios y artistas como Marc Anthony o Beyoncé. Un estado dentro del propio estado dominicano. La familia Fanjul, una dinastía astur-cubana es una de las mayores fortunas de Estados Unidos, que ha levantado un imperio con el azúcar; dos de sus miembros, los hermanos Pepe y Alfonso (Alfie) Fanjul, son íntimos amigos del exmonarca desde hace década.
Manuel Rionda Polledo, natural de Noreña (Asturias), emigró a América en 1870, a los 16 años, y al que en Wall Street se le bautizó como el "rey del azúcar".
Alfonso, Pepe y sus hermanos Alexander y Andrés se criaron en una casa del barrio de El Vedado, en La Habana, rodeados de los mayores lujos, donde recibían a personajes tales como los duques de Windsor. El inmueble fue requisada por el castrismo y se convirtió en museo Nacional de Artes Decorativas en 1964.
En 1959, el imperio industrial de los Fanjul en Cuba ocupaba el tercer lugar en producción de azúcar en el mundo.
Era una de las familias más adineradas de la isla en los años 50 y lo más parecido a la nobleza en una república. Cuatro ingenios azucareros, una docena de casas, cuatro edificios de apartamentos y un puerto eran algunos de los bienes que conformaban el patrimonio de Lilian Gómez Mena y Alfonso Fanjul, padres de los empresarios que hoy manejan la empresa familiar en Florida. En 1960 los Fanjul comenzaron desde cero.
Hoy suministran dos de cada tres cucharadas de azúcar que se toman en EEUU. Fanjul Corp. es el mayor refinador de azúcar del mundo, con una producción de siete millones de toneladas al año.
Sus productos son vendidos bajo las marcas Domino y Florida Crystals, entre otras. El negocio lo extendieron a República Dominicana con la compra del ingenio el mayor del mundo, con una producción de 300.000 toneladas de azúcar al año, y en el que trabajan unas 30.000 personas, así como de 971 kilómetros cuadrados de cañaverales y los 28 kilómetros de Casa de Campo, uno de los 10 complejos residenciales más lujosos
del planeta. Entre los Fanjul y los Borbón también puede buscarse cierto parentesco lejano a través de Edelmira Sampedro, que fue condesa de Covadonga por su boda con Alfonso de Borbón, primogénito de Alfonso XIII y tío de Juan Carlos. Edelmira era hija del millonario azucarero Pablo Sampedro y Ocejo, natural de Matienzo (Cantabria), y de la cubana Edelmira Robato y Turro, hija de la asturiana Edelmira Margarita Turro Rivera. El abuelo de Alfie, José Gómez-Mena, conocido como Don Pepe, se casó en segundas nupcias con Elizarda Sampedro, hermana de Edelmira. Llegó a ser ministro de Agricultura de Cuba, fundador de la compañía Destiladora San Nicolás y propietario de la Nueva Compañía Azucarera Gómez-Mena. La única hija de Don Pepe, Lilliam Gómez-Mena Seiglie, se casó
con Alfonso Fanjul Estrada, el padre de Alfie.
La familia se asentó en Miami y emprendió la diversificación de los negocios familiares. Por entonces, José, el segundo de los cuatro hijos del matrimonio formado por Alfonso Fanjul y Lilian Rosa Gómez-Mena, contaba con apenas 15 años y se marchó a Estados Unidos para licenciarse en Empresariales en la Universidad de Villanova, perteneciente a los agustinos y situada en Filadelfia. Pepe fue uno de los principales donantes de la campaña de George W. Bush, mientras que su hermano Alfy se decantó por el demócrata Bil Clinton, del que fue jefe de campaña en Florida.
Pepe, como es conocido por sus amigos, entabló amistad con notables dirigentes republicanos al tiempo que la empresa familiar compraba miles de hectáreas en Luisiana y Florida.
A mediados de los 80, lograron copar la mayor parte del negocio azucarero y en la actualidad dos tercios del consumo procede de alguna de sus firmas vinculadas. Los Fanjul dieron entrada en su negocio a Gulf and Western a cambio de una suma milmillonaria, dos hoteles y el lujoso complejo de la Casa de Campo de La Romana y el terreno circundante, varios miles de hectáreas más. En ese lugar de ensueño, la familia Fanjul construyó un aeropuerto y comenzó a comercializar las villas de lujo entre los millonarios latinos. Julio Iglesias fue uno de los primeros en instalarse en aquella zona del Caribe.

LASCIA UN COMMENTO

Inserisci il tuo commento
Inserisci qui il tuo nome