Una multitud  se acercó este sábado al aeropuerto de Carrasco para despedir a la selección nacional que partió hacia Rusia para disputar el Mundial.

Los hinchas se reunieron fuera de la terminal aérea y  pusieron música y cantaron esperando la llegada del bus de los jugadores. Después ingresaron a los balcones interiores de la terminal para ver despegar el avión.
Los futbolistas llegaron a las 19:30, descendieron del transporte y en vez de entrar directamente a la sala de embarque se acercaron a saludar a la gente, un notable gesto promovido por el capitán Diego Godín.
Godín también habló con los periodistas y contó lo que sentía en ese momento:
“Es una gran emoción, un orgullo, mucho agradecimiento a la gente porque no recuerdo una despedida así en los mundiales pasado ni en Copa América y es algo lindo que lo hemos construido nosotros y hay que cuidarlo, alimentarlo, siendo profesionales como siempre y entregando el máximo por esta camiseta”.
El central celeste agradeció todo el cariño tanto en la despedida,como durante el tiempo que se prepararon en Montevideo:
“En estos últimos días que nos estuvimos preparando, recibimos el cariño, la energía positiva, el mensaje de aliento y como siempre hacemos, nosotros nos entregaremos en cuerpo y alma, dejar todo por la selección para llevarla lo más alto”.
Antes de partir añadió que:
“la ilusión es grandísima, pero la realidad es que el gran reto es tratar de ganar el primer partido frente a Egipto y después intentar pasar la fase de grupos”.
Tabárez fue otro agradecido por todo el despliegue de la hinchada, a la que calificó de maravillosa.