MONTEVIDEO (Uypress) – La Sociedad Uruguaya de Dermatología, la Sociedad de Dermatología del Interior junto a la Cátedra y a la Comisión Honoraria de Lucha contra el Cáncer lanzaron campaña para prevenir el cáncer de piel. El cáncer de piel es el más frecuente de todos los cánceres. En nuestro país, mueren dos personas por semana por esta enfermedad. Las dos principales causas de cáncer de piel son: la exposición a los rayos ultravioletas del sol y las camas solares. Si el cáncer de piel se detecta a tiempo puede ser tratado y en la mayoría de las veces curado. El cáncer de piel es el crecimiento anormal y descontrolado de las células de la piel producto del daño irreparable de su ADN lo que desemboca en la aparición del tumor maligno.

Hay tres tipos de cáncer de piel: el Carcinoma Basocelular, el Carcinoma Espinocelular y el Melanoma. El Carcinoma Basocelular se da más frecuentemente en áreas expuestas al sol como la cara, orejas, cuello, cuero cabelludo, hombros y espalda y en personas de piel clara. Se puede dar tanto por exposiciones al sol intensas e intermitentes como por exposiciones acumulativas a largo plazo. Produce lesiones invasivas localmente si no se detecta y trata en forma temprana aunque excepcionalmente produce metástasis. Se debe prestar atención a heridas que no curan luego de 3 o más semanas o a lesiones sobre elevadas, brillantes, rosadas, rojas, blancas y oscuras.

El Carcinoma Espinocelular se presenta en áreas expuestas al sol como orejas, rostro, cuello, cuero cabelludo y manos y sobre piel dañada por el sol. Es causado por exposición solar crónica y acumulativa a largo plazo al sol y a las camas solares. Puede provocar metástasis si no se detecta y trata en forma temprana.

El Melanoma puede situarse en cualquier área del cuerpo, incluidas las no expuestas al sol. Se presenta como una especie de lunar y en el 30% de los casos puede originarse de un lunar. Es el tipo de cáncer de piel más grave pero puede ser curable si se diagnostica y trata a tiempo. Es causado por la Radiación Ultravioleta solar y de camas solares. Además hay factores que aumentan el riesgo de melanoma como Inmunodeficiencias, tener muchos lunares y lunares grandes, tener la piel clara y antecedentes de Cáncer de Piel.

En cualquiera de estos casos, la PREVENCIÓN Y EL DIAGNÓSTICO TEMPRANO aumentan y pueden salvar la vida de las personas. Es por esto que la Sociedad Uruguaya de Dermatología SUD y la Sociedad de Dermatología del Interior realizan la campaña de sensibilización “Quererte es cuidarte”. La campaña cuenta con el apoyo de la Cátedra de Dermatología de la Facultad de Medicina – UDELAR, del Ministerio de Salud Pública, de la Comisión Honoraria para la Lucha contra el Cáncer y el Programa Nacional del Cáncer PRONACAN.

Esta campaña apunta a concientizar tanto a la sociedad en general como al personal de salud en promover el auto examen de la piel y educar a la población a tomar las precauciones correspondientes a la hora de exponerse al sol. Las medidas principales para cuidarse y prevenir el cáncer de piel son: no exponerse al sol especialmente entre las 10:00 y 16:00 horas, evitar el bronceado, nunca usar camas solares, cubrirse con ropa, sombrero y lentes, realizarse auto examen mensual y control con dermatólogo anual, usar protector solar FPS 30 o más y UVA alto.

A propósito de la campaña, Ser Médico conversó con la Presidenta de la SUD, Dra. Alejandra Peyré quien insistió en la promoción del auto examen y el chequeo dermatológico anual. Peyré dijo que el cáncer de piel es el cáncer que se ve y todas y todos los médicos generales o de familia que ven pacientes en el PNA deben observar la piel de sus pacientes, “es inexcusable no mirar la piel” sentenció. Peyré se refirió al bronceado y sus implicancias culturales. “El bronceado no es moda, es daño. Es la piel defendiéndose de la radiación ultravioleta que la está agrediendo” dijo.