Depositphotos

MONTEVIDEO (Uypress) Representantes de las agremiaciones del sector rural solicitaron al nuevo ministro del área que se decrete la emergencia agropecuaria por la falta de lluvias. También pidieron se posponga el aumento de tarifas de electricidad y gasoil. Las nuevas autoridades del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca recibieron este martes a las agrupaciones del sector productor y ganadero que solicitaron, entre otros planteos, que se decrete la emergencia agropecuaria por falta de lluvias y se posponga el aumento del precio de las tarifas de electricidad y del gasoil. Tal lo informado por el ministro Carlos María Uriarte finalizado el encuentro en la sede de esa secretaría. El ministro Uriarte, el subsecretario Ignacio Buffa , la directora general Fernanda Maldonado, se reunieron este martes 3 con Alfredo Lago, de la Asociación Cultivadores de Arroz; Gabriel Capurro, de la Asociación Rural Uruguay, Walter Frisch, de la Asociación Nacional Productores de Leche; Mario Bursalino, de la Comisión Fomento Rural; Pablo Perdomo, representante de las Cooperativas Agrarias Federadas, y Fernando Dighiero, de la Federación Rural del Uruguay Finalizado el encuentro, el ministro dijo que recibió de parte de algunos productores la solicitud de que se decrete la emergencia agropecuaria, debido a la falta de lluvias, que según los pronósticos se estará agravando en las próximas horas. Aclaró que aún la situación no es general, sino acotada a ciertas partes del país, pero que en este momento se está "relevando la situación y previendo las herramientas que se puedan implementar". Agregó que la producción láctea es la más perjudicada y que probablemente la ayuda sea otorgar alimento para el ganado o el dinero para adquirirlo. "Ya estamos estudiando los mecanismos y los fondos disponibles de emergencia previstos", dijo.Con respecto al incremento de las tarifas de electricidad y combustibles, el ministro indicó que "al no haber habido un ajuste en el pasado gobierno, se veía venir esta circunstancia, la cual iba en contra de las promesas que se habían hecho de hacer una rebaja de los combustibles". "El objetivo de darle un gasoil productivo al sector trabajador y una tarifa competitiva sigue muy vigente y lo que puede haber es una dilatación en el tiempo", detalló. Según dijo Uriarte, el ministerio le plantea al equipo económico una dilatación en esa suba para "zafar un poco la época de la cosecha, que es cuando más combustible se usa, pero dependerá de los datos reales que recién se están conociendo".