PETROSINO (TRAPANI) - Un grupo de arquitectos toscanos (centro-norte de Italia) estudió y propuso al municipio de Petrosino cómo resolver los problemas de las divisiones para frenar el contagio de Covid-19 en las playas. El proyecto, que será explicado en sus detalles durante una mesa técnica prevista el 20 de mayo, no propone barreras sino solo respeto a las distancias, con el eslogan "Libres pero seguros". Tres son los conceptos clave: flexibilidad, seguridad y sobre todo sustentabilidad. La idea es utilizar materiales fácilmente intercambiables y que se puedan hallar en todas las regiones italianas.

"Madera para la estructura central, pallet y cuerda para la delimitación de los corredores y cáñamo, un tejido naturalmente antibactérico, utilizable para revestir cojines", explicó el arquitecto Antonio Giannetti. El intento es una idea de sustentabilidad ambiental y económica. También los costos serán accesibles y deben ser contextualizados. Indicativamente, rondamos en los cinco euros por metro cuadrado en caso de una provisión completa". El objetivo es también abatir las barreras psicológicas. "Muchas de las propuestas analizadas -agrega Giannetti- tenían en común el hecho de que tendían a encerrar a las personas. Nuestra óptica es diferente. Nos concentramos en el respeto a las distancias gracias a un esquema de flujos mono direccionales. Así propietarios y usuarios podrán volver a la playa serenamente".

Además, como profesionales modernos, ponderaron los materiales en la óptica del reciclado: y no descuidaron tampoco la flexibilidad, dividiendo un hipotético establecimiento en tres macro-áreas: ingreso, playa y mar, subdivididas a su vez en compartimentos más pequeños y conectados por recorridos en un solo sentido. En el ingreso se prevé un área dedicada a los principales servicios: pago, bar y sobre todo higienización, tanto al entrar como al salir del establecimiento. En la playa, las filas de sombrillas están divididas por corredores de sentido único de recorrido, definidas por cuerdas que delimitan pero no separan. Dentro de las filas, la distancia se garantiza con un sistema de pallets: ideas modulares, basadas tanto en materiales fáciles de conseguir como seguros.

"Sin barreras de oclusión el riesgo de contagio se evita garantizando el respeto a las distancias mínimas y con la instalación de decorados y estructuras que se integren perfectamente en el paisaje balneario", concluyó Giannetti . El estudio es un proyecto ideado, además de Giannetti, por Tommaso Laezza, Andrea Favilli, Consuelo Rellini, Mirco Guasti, Lavinia Guicciardini Salini, Lucio Innocenti y Caterina Ghelli.

LASCIA UN COMMENTO

Inserisci il tuo commento
Inserisci qui il tuo nome