Los países de América Latina se preparan para atender a un mayor número de personas con COVID-19 ante el drástico aumento de contagios que ha llevado a las autoridades a continuar extendiendo las medidas de confinamiento y pedir a la población no descuidar las medidas de cuidado contra el virus. En Brasil, donde se reportan 374.898 casos, con 23.473 muertos, el ministro interino de Salud, Eduardo Pazuello, afirmó que el impacto de la pandemia en las ciudades del interior está por venir, por lo que alertó sobre la necesidad de preparar las estructuras sanitarias de las grandes urbes para recibir a las personas contagiadas en los municipios menores. Pazuello explicó que la pandemia tiene tres etapas: preparación, impacto en las regiones metropolitanas y capitales, y finalmente impacto en el interior, y actualmente el país está en la segunda.

En tanto, la decisión de Estados Unidos de prohibir el ingreso de vuelos provenientes de Brasil ha provocado que familias no puedan verse por tiempo indeterminado, que estudiantes deban cancelar sus planes y que los asuntos de negocios presenciales deban ser postergados. Por lo pronto, el gobierno brasileño anunció un préstamo de 15.600 millones de reales (unos 2.800 millones de dólares) para socorrer el sector eléctrico durante la crisis causada por el COVID-19. Y en la lucha contra el virus, investigadores brasileños empezarán a usar un suero hecho a partir del plasma sanguíneo de caballos hiperinmune para tratar la enfermedad. Las pruebas las realizan conjuntamente investigadores del Instituto Vital Brazil y de la Universidad Federal de Río de Janeiro, al utilizar el mismo medicamento que el usado contra la rabia y contra la picadura de animales que tienen veneno.

Por su parte, Chile reportó la mayor cantidad de casos diarios con 4.895 nuevos contagios y 43 muertes más en las últimas 24 horas para elevar las cifras a 73.997 infectados y 761 decesos, según informó el Ministerio de Salud. En tanto, el presidente Sebastián Piñera presentó este lunes un acuerdo nacional para combatir la enfermedad que incluye cinco puntos: salud, protección social, ingresos, reactivación económica y marco fiscal. “Estamos absolutamente convencidos que luchar por proteger la salud y la vida de nuestros compatriotas, por proteger los empleos de los trabajadores, los ingresos de las familias, la sobrevivencia de las empresas y por prepararnos para que la reactivación de nuestra economía y nuestra capacidad de volver a ponernos de pie sea una reacción y una capacidad firme y clara, merece un gran acuerdo nacional”, dijo el mandatario.

En Ecuador, con 37.355 casos y 3.203 fallecidos, conforme crece la propagación del virus en el país sudamericano, el Ministerio de Salud Pública incrementa la toma de muestras para el COVID-19 para confirmar o descartar casos. Hasta este lunes se han tomado 106.554 muestras, es decir 475 más con relación al domingo, indicó el ministerio en su reporte diario sobre la pandemia, donde agregó que los casos descartados de la nueva cepa también se incrementaron a 47.412. La provincia de Guayas (suroeste), epicentro del virus en el país, aumentó a 13.833 los casos de contagio con 1.390 fallecidos, la mayoría de los cuales se concentra en su capital, la ciudad de Guayaquil que suma 9.624 infectados.

En Colombia, con 21.981 contagios y 750 decesos, el Ministerio de Salud lanzó la aplicación para dispositivos móviles “Conoce tu riesgo”, para que los colombianos mayores de 18 años identifiquen su riesgo de padecer infarto, ataques cerebrovasculares o diabetes. Según lo explicó en un comunicado ese ministerio, esta aplicación es muy útil en tiempos de COVID-19 donde existe una alta relación de letalidad en pacientes con algunas de estas co-morbilidades. “El COVID-19 permanecerá activa en la sociedad de manera prolongada, por eso, ahora más que nunca, es importante tener controlada esa población, captarla, hacer manejo y control para que no lleguen a la enfermedad o a un estado avanzado de la misma”, agregó.

En Uruguay, con 769 casos y 22 muertos, el presidente Luis Lacalle Pou informó que se ampliarán los controles en la ciudad de Rivera (norte), fronteriza con Brasil, para evitar la propagación del COVID-19, y anunció que habló con su par brasileño, Jair Bolsonaro, con quien coincidió en la “preocupación” por la situación en la frontera. Anunció que se profundizarán los piquetes migratorios (controles de cédula de identidad) para que exista “el menor tránsito posible” y la suspensión del retorno a la educación presencial para los centros educativos de la ciudad previsto para junio. Por otra parte, descartó que se cierren los comercios en Rivera, tal como había trascendido, y señaló que sí se inspeccionarán los locales para verificar que se respetan los protocolos sanitarios para la actividad comercial.

En Cuba, el Ministerio de Salud Pública anunció que en las últimas 24 horas no se registraron muertes por el COVID-19 y solo seis nuevos casos de contagio, la cifra más baja en la isla, para poner los números en 1.947 infectados y 82 decesos. El director nacional de Epidemiología, Francisco Durán, señaló que el país acumula 1.704 altas, con la salida el domingo de 15 pacientes del hospital, tras haber superado la enfermedad, lo cual, dijo, brinda un indicador positivo, al haber más altas que nuevos infectados. El especialista reiteró que la obesidad, así como la diabetes mellitus tipo dos, la hipertensión y las cardiopatías están entre las principales agravantes de los infectados por la pandemia.

En Costa Rica, con 951 casos y 10 fallecimientos, el ministro de Salud, Daniel Salas, llamó a la población a no descuidar las medidas de prevención contra el coronavirus, tras reportar 21 nuevos infectados este lunes. El funcionario dijo que una aceleración de los contagios puede llegar a convertirse en una situación inmanejable para el país. “Al final, todos estamos llevando adelante esta ardua misión: evitar que Costa Rica tenga un colapso de los sistemas de salud; sé que mucha gente, como no lo ha visto, no lo percibe como una amenaza real, pero es real”, comentó. E

n tanto, la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) ratificó su intención de que se disputen hasta su finalización las copas Libertadores de América y Sudamericana este año. El presidente de la entidad, el paraguayo Alejandro Domínguez, aseguró que han sido “obedientes” con las recomendaciones de las autoridades sanitarias a raíz de la pandemia y anunció que han reabierto sus oficinas, con la idea de que “la pelota siga rodando”. La Conmebol indicó que mantienen “el firme compromiso de reanudar las competiciones continentales lo antes posible, priorizando en todo momento la salud de la gran familia del fútbol sudamericano”. Finalmente, República Dominicana elevó a 15.073 el número de casos y a 460 el de muertes.