(foto depositphotos)

La líder indígena brasileña, Sonia Guajajara, afirmó que está en curso una suerte de "genocidio autorizado" contra los pueblos originarios a los que no se les presta la atención médica que requieren para enfrentar el coronavirus que se disemina de forma agresiva especialmente en las comunidades de la región amazónica.

"Nada se ha hecho para instalar una barrera sanitaria que evite la contaminación" de las comunidades lo cual derivó en la "muerte de 40 personas solamente del pueblo kokama, en el estado de Amazonas", afirma Sonia Guajajara, dirigente de la Coordinación de los Pueblos Indígenas de Brasil (Apib).

"Por eso digo que hay un riesgo de genocidio, si no se hace nada de aquí en más, será muy alto el riesgo de letalidad generalizada" de los pueblos originarios, señala Guajajara. "Para nosotros más que haber negligencia lo que sentimos es el racismo institucional que acaba transformándose en un genocidio autorizado", refuerza, entrevista al portal de noticias UOL.

Guajajara asegura que los reportes oficiales de indígenas fallecidos por el Covid-19 están lejos de la realidad. "La subnotificación es un arma utilizada para invisibilizar la negligencia que existe respecto de los pueblos indígenas", concluye Guajajara que es miembro de una comunidad del interior del estado de Maranhao, en el nordeste del país.