Foto Depositphotos

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, se manifestó "profundamente preocupado por los ataques contra los periodistas y trabajadores de los medios en todo el mundo, incluso en zonas de conflicto".

En una nota del portavoz desde el Palacio de Cristal, Stephane Dujarcci "condenó todos los ataques y los asesinatos de los periodistas y pidió esfuerzos concertados para contrarrestar la difundida impunidad por tales crímenes".

"En 2018-2019 la UNESCO documentó 67 muertos de periodistas en países en guerra, entre ellos 23 estaban directamente involucrados en la cobertura del conflicto. Además deben afrontar una serie de otras amenazas entre ellas violencias, detenciones arbitrarias, negaciones de visados y restricciones a la circulación", prosiguió resaltando que "el rol fundamental de los periodistas en garantizar el acceso a las informaciones confiables es esenciales para alcanzar una paz duradera, un desarrollo sostenible y los derechos humanos".

El secretario general recordó entonces que los civiles, incluidos los periodistas que trabajan en zonas de conflicto, deben ser respetados y protegidos por el derecho internacional humanitario. Finalmente, "pidió a todas las partes en conflicto y a la comunidad internacional en su conjunto que protejan a los periodistas y creen las condiciones para el ejercicio de su profesión".