(foto depositphotos)

Una "pandemia del hambre" arriesga América Latina y el Caribe, de acuerdo al último informe de seguridad alimentaria 2020 elaborado por seis agencias de Naciones Unidas encabezadas por el Fondo de Alimentación y Agricultura (FAO).

La situación, coincidieron, es dramática pues ya antes de la pandemia 48 millones de personas padecían hambre en la región y ante la caída de ingresos por las medidas sanitarias de restricción de movilidad, se ha reducido también la calidad de ingesta diaria de alimentos, "y esto afecta a los más vulnerables", lamentó el director regional de FAO, Julio Berdegué.

En el enfoque de este año se muestra la desigualdad territorial de la malnutrición alertando sobre la grave situación de las poblaciones rurales, de las mujeres, de los migrantes.

El Panorama de la seguridad alimentaria y nutricional de América Latina y el Caribe 2020 analiza el sobrepeso infantil y el retraso en el crecimiento infantil en los países de la región, e identifica los territorios altamente rezagados, es decir, que exhiben niveles significativamente superiores al promedio nacional.

Según el documento, el sobrepeso infantil en los territorios altamente rezagados de la región es dos veces mayor que en los territorios sin rezago: 13,1% versus 6,6%. El retraso en el crecimiento infantil alcanza 27,6% en los territorios con alto rezago, y solo 11,9% en los no rezagados.

"Los promedios nacionales esconden las desigualdades territoriales", advirtió Berdegué, añadiendo que "en cada país tenemos lugares que han alcanzado muy buenos estándares, y otros donde las condiciones son muy graves. Es fundamental que los países enfoquen sus esfuerzos y canalicen recursos a los territorios rezagados, con soluciones a medida de cada uno de ellos".

"Vamos a ver un fuerte aumento en las cifras del hambre y malnutrición, pues 2019 es el quinto año consecutivo en que 191 millones de latinoamericanos se vieron afectados por el hambre, es el 30% de la población, cifra inaceptable e inexplicable"", subrayó el representante de regional de la FAO.

Es tal el impacto de la crisis económica a la que se vino a sumar la de la pandemia, "que podríamos estar retrocediendo tres décadas, una tragedia que confirma a América Latina y el Caribe como la región más desigual".

Uno de cada cinco territorios analizados por el Panorama sufre rezago en ambos indicadores: territorios rurales, con altos niveles de pobreza y con alta presencia de población indígena y afrodescendiente.

Es la preocupación de Berdegué, quien clamó por políticas para territorios rezagados porque hay "104 millones de personas que no pueden pagar una dieta saludable, y no porque no haya comida sino por la clara desigualdad". Miguel Barreto, director regional del Programa Mundial de Alimentos para América Latina y el Caribe, coincidió en la urgencia de que "los gobiernos de la región amplíen sus redes de protección social existentes e incrementen el gasto social para que sus beneficios lleguen a las personas más vulnerables afectadas por inseguridad alimentaria en una etapa de pandemia".

Según el Panorama, en 23 países existen 142 territorios en los cuales el retraso en el crecimiento infantil es significativamente mayor que el promedio nacional: la diferencia entre los territorios altamente rezagados y no rezagados alcanza 48 puntos porcentuales en Panamá y 34 en Guatemala, y es particularmente marcada en Belice, Colombia, Guyana y Honduras.

El retraso en el crecimiento infantil se presenta de forma desproporcionadamente alta en territorios rurales, con menor acceso a servicios, mercados laborales predominantemente informales, con altos niveles de pobreza y bajos niveles de escolaridad.

La otra cara de la medalla es el sobrepeso infantil que sigue aumentando. "El sobrepeso en menores de cinco años afectó en 2019 al 7,5% de la población infantil de la región, por encima del promedio mundial, de 5,6%. El informe identificó 141 territorios rezagados por sobrepeso infantil en 22 países de la región -a diferencia de la malnutrición y el retraso del crecimiento en el mundo rural- este fenómeno afectó más a las grandes ciudades y las capitales de cada país.

Los países con las mayores diferencias promedio entre sus territorios con alto rezago y sin rezago son Jamaica (17,5 puntos porcentuales), Guyana (14,7 puntos porcentuales), Panamá (14 puntos porcentuales), Bolivia (12,7 puntos porcentuales) y Perú (10 puntos porcentuales). El Panorama es una publicación conjunta de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO); el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA); la Organización Panamericana de la Salud / Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS); el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (WFP).

LASCIA UN COMMENTO

Inserisci il tuo commento
Inserisci qui il tuo nome