Povero (foto Depositphotos)

BUENOS AIRES (Uypress)- El informe anual de la Universidad Católica Argentina (UCA), Observatorio de Deuda Social, publicado este jueves, determina que el 44,2% de los argentinos vive por debajo de la línea de la pobreza, el 64,1% de los menores es pobre, lo que significa que la pobreza infantil aumentó en 20,1 puntos desde 2017.​

En un año marcado por la incidencia de la covid-19 en la crisis económica que empezó en Argentina en 2018, se trata del primer informe de pobreza de la UCA desde la asunción del presidente Alberto Fernández, que asumió en diciembre pasado.

 

El informe indica que hay 3,4 puntos porcentuales más de pobres que el año pasado, cuando la cifra ya había sido la mayor de la década, lo que equivale decir que cerca de 19 millones de argentinos viven bajo la línea de la pobreza, según consigna agencia de noticias EFE.

 

Según este estudio, el 64,1% de los menores argentinos es pobre, 4,6 puntos más que el año anterior y lo que significa que la pobreza infantil aumentó en 20,1 puntos desde 2017.

 

Mientras este observatorio da cuenta de su propio análisis de la pobreza argentina, el estatal Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) informó en su última medición oficial, correspondiente al primer semestre de 2020, que el 40,9 % de los argentinos vive por debajo de la línea de la pobreza.

 

"Deterioro" del bienestar social -​ De acuerdo con la UCA, hay un "deterioro consistente en el nivel de justo bienestar de la sociedad argentina", mientras las "desigualdades sociales" son "crecientes".

 

Para este observatorio, "el escenario covid-19 agravó los problemas estructurales" del país, y los esfuerzos económicos gubernamentales para paliar los efectos de la pandemia "no han sido ni son suficientes para revertir los niveles de pobreza estructural que atraviesan al sistema social argentino".

 

En concreto, el 34,1 % de los argentinos es pobre-no indigente, mientras que el 10,1 % vive en la indigencia. Los indigentes aumentaron en 1,2 puntos porcentuales.

 

En los 5.728 hogares analizados por el Observatorio de Deuda Social de la UCA, el 48 % de los mismos consideraron que con los ingresos que tienen "no les alcanza" para pasar el mes, mientras que el 43,9 % dice que les alcanza pero no pueden ahorrar y solo el 8,1 % afirmó que pueden ahorrar dinero a final de mes.

 

Alta inflación y tensiones cambiarias -​ Hasta octubre, Argentina registra una inflación interanual del 37,2 %, mientras que desde inicios de año la inflación es del 26,9 por ciento.

 

Todavía se espera que la subida del índice de precios al consumidor se acelere más a medida que todos los sectores vayan retomando la normalidad, continúen las restricciones para importar, aumenten los combustibles, se relaje la política de "precios máximos" y se autoricen aumentos en servicios públicos.

 

Además, en los últimos meses se han producido tensiones cambiarias tras las restricciones del Gobierno a la compra de divisas extranjeras.

 

Según la UCA, si se mide la pobreza urbana por regiones, en el llamado conurbano de la capital, Buenos Aires, donde viven cerca de 11 millones de personas, el 51,1 % de ellas son pobres; mientras que en la ciudad de Buenos Aires la pobreza es del 9,8 %.

 

En otras áreas metropolitanas del país hay un 38,6 % de pobreza.

 

El 80,3 % de los jefes de familia argentinos se encuentra en un estado de subempleo o desempleo, con el 49,3 % trabajando en un empleo precario y solo un 26,1 % dentro de lo considerado como "pleno empleo", se aseveró en el estudio.

 

Los autores del informe apuntan que, en virtud de revertir esta situación, Argentina debe poner el foco "en un crecimiento sostenible reduciendo desigualdades sociales y estructurales".

 

Asimismo, recomendaron "priorizar en la inversión en desarrollo humano, conocimiento científico-técnico y capital social" y "encarar acuerdos políticos estratégicos".

LASCIA UN COMMENTO

Inserisci il tuo commento
Inserisci qui il tuo nome