(foto depositphotos)

Después del asalto al Congreso el pasado 6 de enero, hubo un boom en las ventas de armas de fuego en Estados Unidos y superan las 2 millones de unidades.

​ ​ ​ Según datos de la Federación Nacional de Deportes de Tiro, citados por CNN, más de 2 millones de armas y fusiles se vendieron en Estados Unidos en el mes que acaba de terminar, un aumento del 75% en comparación con las estimaciones de 1,2 millones registradas en igual período del año pasado.

​ ​ ​ El FBI dijo que realizó un récord de 4,3 millones de verificaciones de antecedentes en enero, y según un nuevo informe de Bespoke Investment Group, si este ritmo continúa, sumará más de 50 millones de controles de antecedentes para fin de año, rompiendo el actual récord establecido en 2020.

​ ​ ​ La CNN recordó por su parte que no es raro que las ventas de armas aumenten cuando un demócrata conquista la Casa Blanca: incluso las victorias de Barack Obama en 2008 y 2012 fueron seguidas por una ola de ventas de armas y fusiles.