(foto depositphotos)

Una imponente estatua de Cristo está tomando forma en Brasil, cinco metros más alta que la icónica del Redentor, que se encuentra desde hace 90 años en Río de Janeiro y se convirtió en el símbolo del país sudamericano.

    Por ahora, según los medios locales, fueron montados los brazos y la cabeza de la escultura, instalada en Encantado, ciudad de Rio Grande do sul, una región donde muchos inmigrantes italianos, sobre todo de Véneto, llegaron a fines de 1800 para trabajar sobre la deforestación.
Se trata de la nueva estatua llamada Cristo Protector, que con sus 43 metros de altura sobre su pedestal superará en altura al icónico Cristo Redentor de Río de Janeiro, de 38 metros de altura.
Eso la convertirá en la tercera estatua de Jesús más alta del mundo.
El creador del proyecto del Cristo Protector fue el alcalde de la ciudad de 22.000 habitantes, Adroaldo Conzatti, quien era de origen italiano y el cual falleció en marzo pasado de Covid tras ser hospitalizado por una caída.
El objetivo de esa creación es la de atraer al turismo a la comarca.
La estatua, que costará alrededor de 300 mil euros y, gracias a las donaciones de ciudadanos y empresas privadas, estará terminada a finales de año, según estimaciones de los Amigos del Cristo, que coordina las obras, que comenzaron en 2019.
La semana pasada, en tanto, se colocaron sobre la estructura los brazos y la cabeza. Incluido el pedestal, la estatua tendrá 43 metros de altura, cinco más que el Cristo Redentor original, incluido entre las Siete Maravillas del Mundo. Un ascensor interno permitirá a los visitantes llegar a una terraza panorámica ubicada a la altura del pecho.