Depositphotos

Un llamado a la sociedad Latinoamericana para que permita que las niñas de la región viven a plenitud su infancia y adolescencia sin embarazos no deseados, hizo este lunes la iniciativa regional "Niñas, No Madres".
El pedido surgió durante la celebración del "Día internacional de las niñas".
"Es necesario recordar que América Latina y el Caribe son la única región del mundo en donde los partos de niñas menores de 15 años sigue aumentando, principalmente como resultado de una epidemia silenciosa: la violencia sexual".
Así lo manifestó Marianny Sánchez, subdirectora de comunicaciones de Planned Parenthood Global para América Latina, al advertir que lo que se quiere es que las niñas de esta parte del mundo puedan "experimentar plenamente su infancia".
Planned Parenthood Global y Amnistía Internacional son dos las organizaciones detrás de la iniciativa "Niñas, No Madres".
"Forzar a una niña a mantener un embarazo para el que no está lista es condenarla a despedirse para siempre de su infancia", advirtió Sánchez, quien puso en la discusión la posibilidad del aborto para devolverle a las niñas "el poder para soñar y procurarse un mejor futuro".
De acuerdo con la iniciativa, las niñas que son agredidas sexualmente suelen ser revictimizadas, incluso muchas son obligadas por sus familias a mantener el embarazo, lo que las empuja a abandonar la escuela y sus proyectos de vida.
"Niñas, No Madres" dijo en un comunicado que a todo este panorama se suman las carencia de una "educación sexual integral" impartida en los centros educativos, que en muchos casos no les permite a las menores de edad identificar las "situaciones de abuso" y cómo denunciarlos.
A la impunidad en la que se quedan muchos de estos casos de violencia sexual y embarazo no deseado de niñas y adolescentes, le siguen las trabajas administrativas en materia sanitaria.
"Entre los protocolos de atención integral en salud para una víctima de violación sexual siempre debería estar, para prevenir un embarazo no deseado, la administración de la píldora de anticoncepción oral de emergencia (la píldora del "día después")".
Reclamó la iniciativa en un comunicado, en el que recalcó que en varios naciones de la región "está prohibida o hay trabas administrativas para acceder" a este medicamento.
Eso sin contar con el hecho de que en naciones como El Salvador, Nicaragua, Honduras y República Dominicana la ley prohíbe el aborto legal.
Mientras que en otros países como Colombia, Perú, Ecuador y Guatemala son constantes las trabas administrativas bajo argumentos legales o culturales.
La iniciativa presentó entre 2019 y 2020 al menos cinco casos relacionados con este tema y ocurridos en menores de edad, ante el Comité de Derechos Humanos de la ONU "para que ninguna otra niña latinoamericana tenga que abandonar su futuro".
"Creemos que fallos ejemplarizantes, acciones articuladas y compromisos oportunos pueden hacer realidad el mundo que soñamos para las niñas: uno en donde puedan vivir libres de violencia y puedan contar con oportunidades para construir mejores futuros para ellas", señaló la iniciativa en un comunicado difundido en Bogotá.