20091014 - MILANO - HTH - INFLUENZA A: A MILANO IL PRIMO VACCINATO D'ITALIA. Un medico prepara una siringa monodose con il vaccino contro il virus H1N1 utilizzata oggi mercoledi 14 ottobre 2009 all'Asl di Milano di via Statuto per vaccinare la prima persona in Italia, un operatore sanitario della stessa Asl di circa 40 anni. DANIEL DAL ZENNARO/ANSA/CRI

La primera plataforma para una vacuna anti Covid-19 diseñada específicamente para combatir la variante Omicron está lista en Italia y se espera que las pruebas preclínicas comiencen en unas pocas semanas.
Lo anunció la empresa biotecnológica Takis, que en colaboración con Rottapharm Biotech lleva un tiempo trabajando en la vacuna Covid-eVax, probada en fase 1 en humanos.
El suero contra la variante Omicron es de segunda generación, es decir, basado en la misma plataforma que la vacuna Covid-eVax.
La misma plataforma fue adaptada hasta el momento a las cepas Alfa, Beta, Gamma y Delta y probada con éxito en animales.
"Gracias a todo lo que hemos aprendido desde el inicio de la pandemia, diseñamos la vacuna Covid-eVax, versión Omicron en unas horas y en unas semanas podremos probarla en modelos preclínicos", manifestó Luigi Aurisicchio, CEO y director de Takis Science.
Agregó que "mientras se busca derrotar la pandemia, es imperativo ser proactivos a medida que evoluciona el virus".
"En los últimos meses, generamos modificaciones casi en tiempo real de la Covid-eVax contra Alfa, Beta, Gamma, Delta y muchas otras cepas, demostrando su inmunogenicidad en modelos animales", explicó.
Agregó que "a diferencia de las variantes anteriores, Omicron tiene una alta cantidad de mutaciones nuevas, por lo tanto, es difícil predecir si las vacunas actuales siguen siendo protectoras".
"Por eso nos estamos moviendo lo más rápido posible para adaptar nuestra vacuna contra esta variante”, resumió.
Para Lucio Rovati, presidente y director científico de Rottapharm Biotech, "sin embargo, es esencial contar con más plataformas tecnológicas de vacunas como Covid-eVax, que se adaptan fácilmente a cualquier nueva variante, como refuerzo de la respuesta inmune previamente inducida por otras plataformas de vacunación o para su uso en países donde las vacunas no están disponibles actualmente".
Agregó que "dado el impacto de la pandemia en nuestras vidas y en la economía mundial, Italia puede hacer su parte y poner a disposición su experiencia".
El problema, observó Aurisicchio, es económico.
“El hecho es que la falta de financiación actualmente nos impide continuar con los estudios clínicos para llevar a cabo el desarrollo de esta vacuna italiana", expresó.
"Esperamos que Italia, con los recursos del Plan Nacional de Recuperación y Resiliencia (PNNR), pueda realizar inversiones estratégicas y Fomentar la investigación italiana para hacer el país más competitivo en el mundo de las biotecnologías”, concluyó.