(foto: depositphotos)

La Unión de Exportadores del Uruguay (UEU) recibió hoy la triste noticia de la retirada de buques que se encontraban en el Puerto de Montevideo esperando para cargar cientos de contenedores de exportación y descargar los de importación.

Un paro en servicios portuarios impidió realizar la operación, que ya venía atrasada por las inclemencias climáticas. Por lo que, una vez más el comercio exterior queda como rehén de un conflicto.

En conflictos de este tipo pierde todo el país: pierden los exportadores que no lograron subir la mercadería que sus clientes están esperando, pierden los importadores que no obtienen la mercadería que tanto necesitan, ya sea como insumos para producir o para la venta al consumo en una época tan especial del año. Pierden los trabajadores de todas esas empresas y sus familias. Pierde el país porque empaña la imagen que tanto trabajo costó construir. Se pierden clientes, se pierden pedidos y se pierde credibilidad.

Los exportadores se vienen enfrentando a una serie de desafíos en los últimos meses vinculados a falta de contenedores y espacio en las bodegas de los buques, sumado a un fuerte encarecimiento de los costos de fletes internacionales y paros recientes en los servicios portuarios.

Es un momento especialmente sensible, en el que es necesario defender el trabajo uruguayo y demostrar que el país puede ser un proveedor serio y confiable para el mundo.

Una vez más la UEU hace un llamado a todos los involucrados a cuidar el comercio exterior y buscar los mecanismos para resolver los conflictos sin cortar la corriente exportadora.

Unión de Exportadores del UruguayLa Unión de Exportadores del Uruguay (UEU) recibió hoy la triste noticia de la retirada de buques que se encontraban en el Puerto de Montevideo esperando para cargar cientos de contenedores de exportación y descargar los de importación.

Un paro en servicios portuarios impidió realizar la operación, que ya venía atrasada por las inclemencias climáticas. Por lo que, una vez más el comercio exterior queda como rehén de un conflicto.

En conflictos de este tipo pierde todo el país: pierden los exportadores que no lograron subir la mercadería que sus clientes están esperando, pierden los importadores que no obtienen la mercadería que tanto necesitan, ya sea como insumos para producir o para la venta al consumo en una época tan especial del año. Pierden los trabajadores de todas esas empresas y sus familias. Pierde el país porque empaña la imagen que tanto trabajo costó construir. Se pierden clientes, se pierden pedidos y se pierde credibilidad.

Los exportadores se vienen enfrentando a una serie de desafíos en los últimos meses vinculados a falta de contenedores y espacio en las bodegas de los buques, sumado a un fuerte encarecimiento de los costos de fletes internacionales y paros recientes en los servicios portuarios.

Es un momento especialmente sensible, en el que es necesario defender el trabajo uruguayo y demostrar que el país puede ser un proveedor serio y confiable para el mundo.

Una vez más la UEU hace un llamado a todos los involucrados a cuidar el comercio exterior y buscar los mecanismos para resolver los conflictos sin cortar la corriente exportadora.

Unión de Exportadores del Uruguay