(foto depositphotos)

MONTEVIDEO (Uypress)- El Instituto Nacional de Estadísticas (INE) publicó por primera vez datos semestrales sobre la estimación de pobreza e indigencia, tanto en personas como en hogares, cifras que se conocían de forma anual. 

Se estimó que 10,2% de las personas se encuentran por debajo de la línea de pobreza, y el valor es 7,4% si se toman el total de hogares, mientras que 0,2% de las personas y hogares se hallan en la indigencia. Esto significa que unas 357.000 personas no alcanzan a reunir los ingresos necesarios para cubrir una canasta promedio de alimentos y otras necesidades, que se calculó según una encuesta de gastos de los hogares en $ 16.724 per cápita para Montevideo. Esta cifra representa una baja estimada de 50.000 personas dentro de la población pobre en el semestre, y una reversión parcial del aumento de 100.000 personas en el núcleo de pobreza en 2020 tras el coronavirus.

Los datos y el reporte del INE se conocieron al mediodía en una conferencia virtual que realizó el director del organismo, Diego Aboal. 

Informó que los mayores niveles de pobreza "se registran principalmente al norte y noreste del país, en los departamentos de Cerro Largo, Rivera, Paysandú, Tacuarembó y Salto con niveles iguales o superiores al 10%, seguido de Artigas, Rocha, Montevideo y Treinta y Tres". En tanto que "los niveles más bajos corresponden principalmente a departamentos del centro sur del país".

Añadió que esa "heterogeneidad territorial se observa también en la capital del país, y es en la periferia donde se registran los mayores niveles de pobreza, mientras que los menores porcentajes de hogares pobres se registran en la costa sureste del departamento".

En cuanto a la distinción por edades, se marcó que la pobreza "afecta en mayor medida a los más jóvenes; en particular, es en la población de 6 a 17 años donde se registran los mayores niveles". 

El registro de personas por debajo de la línea de pobreza llega a 16,1% en los menores de seis años; 18,5% entre seis y 12 años; 18,6% entre 13 y 17 años; 9,1% entre 18 y 64 años; y 2,2% en mayores de 65 años.

El director del INE repasó que Uruguay vivió un período de "evolución de la incidencia de la pobreza decreciente hasta 2017, luego comenzó un crecimiento en 2018 y 2019 [de 0,2 y 0,7 puntos porcentuales] y un salto en 2020 vinculado a los efectos de la pandemia [de 2,8 puntos porcentuales], con su afectación del mercado de trabajo y los ingresos".

Mencionó, además que en el primer semestre hubo una mayor reducción de la pobreza estimada en los hogares con una mujer a cargo, ya que este registro desagregado por género pasó de 10% a 8,5% y en los hogares con hombres a cargo de 6,3% a 6,1%.

Aboal señaló que a partir del próximo informe se actualizará la encuesta del gasto en hogares que se toma como referencia, pasando de una base de datos de 2006 ?con precios que se van actualizando? a otra con información recabada en 2016 y 2017. Además, confirmó que el INE dispondrá a partir del año próximo de un "indicador de pobreza multidimensional", que servirá como complemento de la actual metodología por ingresos ya que dará un resultado diferente.

Siguiendo las mismas reglas que para la línea de pobreza, el INE calcula la población en condiciones de indigencia, que alcanzó 0,2%, es decir a unas 70.000 personas. Se trata de una reversión del registro de 0,4% de 2020 y un retorno al valor anterior.

Un aspecto detallado en el informe es que "la indigencia presenta valores similares en los hogares con jefatura femenina (0,2%) que en aquellos con jefatura masculina (0,1%); sin embargo, la pobreza continúa afectando en mayor medida a los hogares con jefatura femenina, tanto en Montevideo como en el Interior del país".

$ 43.108 necesita tener de ingresos un hogar de tres personas en Montevideo para no estar por debajo de la línea de pobreza

$ 28.730 requiere el mismo núcleo familiar en caso de vivir en el interior urbano

$ 4.332 es la línea de indigencia para una persona en Montevideo

$ 3.584 es la misma medición para el interior rural