El presidente ecuatoriano, Guillermo Lasso, decretó el estado de emergencia en tres provincias del país, Guayas, Manabí y Esmeraldas, donde se ha producido un aumento de la violencia criminal, informó la prensa local.
Es la segunda vez en el año, recuerda el sitio Primicias, que Lasso decreta el estado de emergencia por motivos de seguridad. En octubre de 2021, por intervención de la Corte Constitucional, la medida fue reducida de 60 a 30 días.
En el decreto firmado el viernes por la noche, el presidente precisa que en cuatro localidades particularmente violentas se activará inclusive un toque de queda por 60 días, entre las 23 y las 5 del día siguiente.
Al anunciar la medida, en un discurso a la Nación, Lasso precisó que 4000 miembros de la policía y 5000 de las fuerzas armadas contribuirán al erspeto del estado de emergencia.
“Llevaremos la lucha contra los criminales al mismo territorio en el que tratan de esconderse”, prometió.