(foto depositphotos)
El gobierno avanza con optimismo hacia el inicio de las negociaciones formales con China por un Tratado de Libre Comercio (TLC), y así fue transmitido por las autoridades en la mañana de ayer, luego de que el secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, junto con los ministros de Economía, Azucena Arbeleche, y de Relaciones Exteriores, Francisco Bustillo, recibieran en Torre Ejecutiva a una delegación de representantes de la República Popular China.

Fue una reunión de agenda abierta, pero en la que el gobierno insistió particularmente en la necesidad de ya delinear el “cronograma” de base para comenzar las negociaciones con el gigante asiático, una vez superada la etapa del intercambio de los estudios de prefactibidiad, tal como anunció días atrás el presidente Luis Lacalle Pou.

Según supo El País, Delgado insistió especialmente en este asunto durante la reunión con la delegación asiática -que viene realizando visitas en la región-, y ya hubo una comunicación de Cancillería con el gobierno chino marcando esa misma intención. “Los vimos muy entusiasmados”, señalaron integrantes del Ejecutivo, que remarcaron que el cronograma a diseñar incluirá a Uruguay en soledad, o al resto del Mercosur, en el caso de que las palabras del presidente argentino Alberto Fernández -en la pasada cumbre del Mercosur– sea una verdadera declaración de intenciones, y el bloque se anime a negociar en conjunto este acuerdo comercial.

Por eso, las declaraciones a la prensa de Bustillo en el sentido de que Uruguay espera que “en algún momento el resto de los países miembros del Mercosur se van a sumar en esas negociaciones”, algo que además también quiere China.

Respuesta

“A través de esta visita hemos percibido la firme voluntad de la comunidad uruguaya de reforzar las relaciones con China“, sostuvo el director general para América Latina y el Caribe del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Cai Wei, también en rueda de prensa.

“Estamos convencidos de que con los esfuerzos de ambos países la asociación estratégica entre China y Uruguay alcanzará seguramente un mañana mejor”, añadió el jerarca, que insistió con que China es “firme partidario del libre comercio” y que “está dispuesta a negociar y suscribir un TLC con todos los países interesados”.

“La parte china está abierta a la cooperación tanto con el Mercosur en conjunto como con el país miembro particular. Nos gustaría profundizar aún más la cooperación de beneficio mutuo por medio de muchas maneras, incluyendo un TLC, con la premisa de la no interferencia en los asuntos internos del Mercosur“, se explayó Cai Wei, que espera “que las partes del Mercosur puedan negociar de manera amistosa entre sí, a fin de crear un mejor entorno para la cooperación del libre comercio chino-uruguaya”.

Desde Cancillería se resaltó que en 2024 se cumplirán 35 años del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países, por lo que se espera que “sea un marco más que conveniente para constatar nuevamente la solidez y el crecimiento de los lazos” entre Uruguay y China.