Reino Unido devolvió una estatuilla de la virgen de Luján que poseían soldados argentinos durante la guerra de las Islas Malvinas entre ambas naciones, en 1982, el ícono fue bendecido por el papa Francisco y regresará a Buenos Aires. En el Vaticano y ante los ojos del Sumo Pontífice, el obispo castrense del Reino Unido, monseñor Paul James Mason, le devolvió este miércoles a su homólogo argentino, Santiago Olivera, la imagen, de 38 centímetros de alto. Ahora la figura arribará a la Argentina este domingo, en el marco de celebraciones, 37 años después de haber abandonado el suelo del país sudamericano. La imagen, relata la prensa argentina, fue la protectora de los combatientes argentinos que participaron del enfrentamiento bélico, que terminó con el triunfo británico, aunque Buenos Aires mantiene su reclamo sobre las islas en el Atlantico Sur bajo el argumento de que se encuentran sobre su plataforma continental.

La representación religiosa, que había llegado a las islas Malvinas una semana después del desembarco de los soldados argentinos en 1982, había quedado en manos de los ingleses tras el cese de la guerra y se la llevaron a su país. Hoy a la mañana, en el marco de la audiencia pública que se lleva a cabo todos los miércoles en la plaza de San Pedro, Mason entregó la estatuilla y el sumo pontífice la bendijo. Como respuesta al gesto, el obispo castrense argentino le regaló al británico una imagen similar de la Virgencita, que también fue bendecida por Jorge Bergoglio. En la Santa Sede pudo observarse grupos con banderas argentinas, que saludaron ruidosamente la bendición del Papa y el intercambio de vírgenes entre los obispos castrenses argentino y británico.

Según indicaron fuentes de la Iglesia argentina, la representación volverá a Buenos Aires el próximo domingo, cuando sea traída en un vuelo que llegará al Aeropuerto de Ezeiza a las 7, hora local (10 GMT). Se prevé que en caravana, sea trasladada hacia la basílica Nuestra Señora de Luján, ubicada en la provincia de Buenos Aires, a unos 80 kilómetros de la capital argentina, donde se celebrará una misa de bienvenida. El lunes 4 de noviembre será movilizada hasta la sede de la Conferencia Episcopal Argentina, en el barrio porteño de Retiro, en la capital. El miércoles 6, asimismo, arribará a la diócesis de Quilmes, a la parroquia Inmaculada Concepción de la Medalla Milagrosa, en la periferia de Buenos Aires y el domingo 10 regresará a Luján, donde se dará inicio a la peregrinación de la imagen por otras diócesis del país.

La guerra de las Malvinas o conflicto del Atlántico Sur fue un enfrentamiento bélico entre Argentina y Reino Unido por la disputa de las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur. Se calcula que murieron 649 argentinos, 255 británicos y 3 isleños. Fue una conflagración inusitada y la primera guerra de Argentina en más de 100 años. El papa Juan Pablo II llegó hasta Argentina en medio del conflicto, poco antes de la rendición del país sudamericano, entonces gobernado por una dictadura militar.

LASCIA UN COMMENTO

Inserisci il tuo commento
Inserisci qui il tuo nome