MONTEVIDEO (Uypress)- El Ministerio de Salud Pública presentó, este lunes, un informe sobre los logros y desafíos en políticas de salud sobre VIH-Sida en Uruguay, dónde se cuantifica la población que tiene el virus, la que lo sabe y la que lo trata. Según el ministerio, más de 14.000 personas tienen VIH en Uruguay, sin embargo, solo el 80% conocen su estado serológico, y sólo 3 de cada 5 personas con VIH están bajo tratamiento antirretroviral. Pese a ello, Uruguay va camino a cumplir diversas metas sobre esta problemática, entre las que se destaca la evolución negativa de la transmisión vertical del virus. Objetivos que se propone el ministerio para el 2020: que el 90% de las personas con VIH conozcan su estado serológico. Que el 90% de las personas diagnosticadas reciban tratamiento antirretroviral Que el 90 % de las personas que reciben tratamiento tengan supresión viral. En cuanto a la tasa de la transmisión vertical (de la madre al hijo), desde 2015 que está por debajo del 2%, que es la meta de la Organización Mundial de la Salud. En el año 2001 se dio la tasa más alta del siglo XXI, con el 19,4 %.

El ministro Jorge Basso indicó a la baja de la transmisión de la enfermedad de madre a hijo como el gran objetivo de la política contra el VIH. Confirmó que el 99 % de las mujeres embarazadas durante la gestación o en el momento del parto se realizan el test, lo que implica que el recién nacido tiene una alta chance de, en caso de ser portador del virus, recibir un tratamiento adecuado y evitar así que aparezca la enfermedad. Fue esta acción la que disminuyó sensiblemente la transmisión vertical, aseguró el ministro. "Es una enfermedad compleja porque luego de que la persona tiene el virus no tiene síntomas, tiene un período muy largo sin manifestaciones clínicas y solo se detecta por exámenes de sangre. Antes quienes pasaban muchos años sin tratamiento se morían. Hoy pasó mucha agua bajo el puente y cada vez se logran más diagnósticos oportunos y tratamientos adecuados para que la persona tenga una vida normal, pueda vivir los años correspondientes sin estar pendiente de la infección", relató Basso.

El ministro recordó que además de ser una enfermedad de transmisión sexual puede afectar a los usuarios de drogas intravenosas, por lo que es fundamental insistir en la prevención, el tratamiento y, sobre todo, en el acceso a la información. En este aspecto se refirió a la implementación de métodos combinados, que suman al método de barrera (preservativo) una medicación antes o luego de tener una relación que pueda considerarse "de riesgo". Explicó que en este aspecto se viene trabajando en un plan pilot

LASCIA UN COMMENTO

Inserisci il tuo commento
Inserisci qui il tuo nome