Los países europeos con un régimen fiscal laxo hacen perder a Italia 6.500 millones de euros de ingresos fiscales. "En 2019 Italia perdió 21.000 millones de euros de ingresos corporativos que se fueron a algunos países de la UE (...) lo que se traduce en 6.500 millones de euros de impuestos no pagados", informó el rotativo.

Entre los 27 miembros de la Unión, Bélgica, Chipre, Irlanda, Luxemburgo, Malta y Países Bajos tienen una legislación fiscal muy liberal, que induce a las empresas multinacionales a situar en estos países sus sedes fiscales.

Además, las multinacionales trasladan a los paraísos fiscales la gestión de sus transacciones económicas internas y la facturación, con lo cual evitan pagar los impuestos en los países donde realizan sus actividades.

Italia no es el único país que pierde ingresos a causa de las diferencias en los sistemas fiscales existentes dentro de la UE. Por ejemplo, en 2019 Alemania se quedó sin 14.000 millones de euros de entradas fiscales y Francia sin 9.000 millones.

LASCIA UN COMMENTO

Inserisci il tuo commento
Inserisci qui il tuo nome