Un funcionario de la Ciudad de Nueva York propuso servir cócteles a los pasajeros con Covid-19 positivo y con problemas de alcoholismo, que están en cuarentena en hoteles, servicio que es pagado con el dinero de los contribuyentes. Un alto funcionario de Health + Hospitals Corp. de la ciudad propuso servir alcohol a los huéspedes con problemas de sustancias porque la agencia descubrió que esas personas estaban rechazando el alojamiento de cuarentena gratuito donde las drogas y el alcohol están prohibidos.

"Este no es el momento de exigir sobriedad o comenzar abruptamente el tratamiento del trastorno por consumo de alcohol", se lee en la copia del plan, citada hoy por el New York Post. Desde abril pasado, varios hoteles de Nueva York fueron establecidos como lugares de aislamiento para los neoyorquinos con Covid-19 positivo que no podían correr el riesgo de regresar a sus casas, buscando de esta manera detener la propagación del virus mortal. El estado de Nueva York, y más precisamente la ciudad de Nueva York, fue en mayo pasado el epicentro mundial de la pandemia.

Hasta el momento no está claro cuánto o qué tipo de alcohol se dispensará, y si los invitados accederán a su alcohol a través del bar del vestíbulo, el servicio de habitación o el minibar en su cuarto. Al mismo tiempo, los invitados serán examinados para detectar problemas como convulsiones inducidas por el consumo de alcohol. El plan fue elaborado por la doctora Amanda Johnson, quien encabeza la operación de rastreo y aislamiento para Test & Trace Corps de la ciudad, informaron hoy fuentes locales.

Johnson aparece en comerciales que se transmiten con frecuencia instando a los neoyorquinos a hacerse la prueba del coronavirus. La especialista quería mantener en secreto el plan del cóctel. En su propuesta pedía evitar "un comunicado de prensa de los medios de comunicación" para dar a conocer la noticia, y sugirió en cambio informar directamente a los centros de salud y programas psiquiátricos.

La ciudad de Nueva York ofrece estadías gratuitas en el hotel LaGuardia Plaza en Queens, donde unas 1.600 personas ya han utilizado el alojamiento. El programa cuenta con enfermeras, guardias de seguridad, monitores en los pasillos, y trabajadores sociales entre otros. Y pronto contarán también con la posibilidad de disfrutar de un trago.

LASCIA UN COMMENTO

Inserisci il tuo commento
Inserisci qui il tuo nome