Depositphotos

Las terapias intensivas, de norte a sur, aunque con importantes diferencias, se acercan peligrosamente al umbral límite en Italia, o a la saturación del 30% de las camas dedicadas a pacientes con Covid-19. Más allá de este umbral, establecido por el ministerio de Salud, se dispara la alarma por la estrechez del sistema hospitalario. Aunque todavía no se está en ese nivel, el crecimiento neto de contagios no augura nada bueno y, según el último seguimiento semanal del Ministerio-Iss, son ya diez regiones con un alto riesgo definido para el mantenimiento de salas de reanimación.

Se trata de Abruzzo, Campania, Emilia Romagna, Liguria, Lombardía, Puglia, Cerdeña, Toscana, Umbría y Valle de Aosta, que tienen una probabilidad alta de exceder el umbral del 30% de plazas ocupadas en el próximo mes. Y las regiones con el nivel más alto de riesgo para este parámetro son Lombardía y Liguria. Sin embargo, advirtió el presidente nacional de la Asociación de Anestesiólogos reanimadores hospitalarios italianos (Aaroi-Emac), Alessandro Vergallo, "si es cierto que 10 regiones están particularmente en riesgo, también es cierto que estamos en una situación de alerta en todas las regiones porque avanzamos hacia una en breve saturación de la ocupación por Covid debido a la tendencia creciente de los contagios". La presión "va en aumento y empezamos a vivir allí el miedo de que podamos volver a la dramática situación de la primera fase epidémica", afirmó.

De hecho,"los aproximadamente 600 pacientes con Covid actualmente en terapia intensiva ya representan una cifra muy alta, y muestran que estamos ante una curva exponencial inicial de los casos". Las estimaciones oficiales indican el objetivo de llegar a 8.732 camas de Terapia intensiva (de 5.179 pre-emergencia), pero hasta la fecha los lugares realmente disponibles son 6.529, por lo que los lugares adicionales dedicados al Covid-19 son el 38% de los programados. Está claro, señaló Vergallo, "que si pueden usar lugares no dirigidos al Covid, pero esto deja sin protección la asistencia para otras enfermedades".

Que la situación deba ser monitoreada también lo confirmó el último Informe de la Escuela Superior de Economía y Gestión de Sistemas de salud de la Universidad Católica, campus de Roma. Gracias al decreto 34/2020 aumentaron en casi todas las regiones las camas de terapia intensiva, observó, pero analizando cuántos de ellas ya están ocupadas por pacientes Covid-10 se evidencia que una región ya ha agotado esa capacidad. Se trata de Abruzzo, que llenó el 150% de las camas adicionales implementadas. En cambio, se acercan a la saturación de la capacidad adicional máxima Piamonte (83%), Marche (67%), Campania (66%), Toscana (65%) y Cerdeña (63%). Las otras Regiones, hasta la fecha, no presentan problemas críticos particulares, señaló la misma fuente, con tasas de saturación alejadas del valor máximo.

Esos datos, sin embargo, fueron rechazados por Abruzzo, Piamonte y Toscana, que precisaron cómo por el momento no se registran deficiencias de camas en terapia intensiva. Sin embargo, no se trata sólo de camas, porque faltan anestesiólogos y reanimadores. Ante el aumento de camas en terapia intensiva, de hecho, "falta un un aumento igual en el número de anestesistas ", dijo Americo Ciocchetti, coordinador del informe Altems, y si antes la relación entre los anestesistas y las camas en Italia cama era de 2,5 (por cada cama había 2,5 unidades de personal), hoy el ratio bajó a 1,6, con diferencias regionales. Con las últimas medidas, Vergallo destacó "también se reclutaron mil aprendices de los dos últimos años, pero aún no es suficiente". "Los anestesiólogos en Italia son unos 18 mil, pero sería necesario por lo menos otros 4 mil para garantizar todas las actividades". "Si hubiera una nueva emergencia de Covid -concluyó- en terapia intensiva no habría suficiente personal médico especializado para tratar la situación".

REDAZIONE CENTRALE

LASCIA UN COMMENTO

Inserisci il tuo commento
Inserisci qui il tuo nome