(foto depositphotos)

El Cristo Redentor, el más conocido y visitado monumento de Río de Janeiro, cumplirá 90 años en octubre y será sometido a una completa remodelación.

La famosa estatua, situada sobre el cerro del Corcovado, está cubierta con esteatita: son miles de triángulos de 3 centímetros pegados a mano sobre un tejido y luego aplicados a la estructura por los trabajadores.

Estas piedras resisten la acción del tiempo y garantizan una larga vida a la obra, iniciada en 1926 e inaugurada recién en 1931.

El Cristo Redentor es reconocido como una de las nuevas siete maravillas del mundo moderno junto al Machu Picchu, en Perú, la Gran Muralla China, el Coliseo de Roma, el Taj Mahal, en India, Chichén Itzá en México y Petra en Jordania.