Depositphotos

El Colegio Médico de Chile (Colmed) planteó hoy una estrategia de shock para eliminar del país el Covid-19 mediante el cierre por tres semanas, y única vez, de la actividad productiva, salvo la esencial.
La institución, que se retiró de la mesa social con el gobierno por disentir de su plan de contención de la pandemia, afirmó que "como país, hoy atravesamos un momento muy crítico".
Para superarla, dicen, "necesitamos eliminar la presencia de Covid-19 en nuestro país e impedir su reaparición. Blindar a nuestra población frente a riesgos inminentes, como la entrada de nuevas variantes".
Destacan que el país se enfrenta diariamente a la muerte de más de 100 compatriotas por causas del coronavirus, la red asistencial, tanto pública como privada, colapsada, sumado a la postergación de miles de atenciones médicas.
Llama a la autoridad a enmendar el rumbo por cuanto hasta la fecha no ha sido eficaz en la contención del virus.
Proponen combinar una campaña de vacunación masiva con medidas intensivas de control de la pandemia y de apoyo social.
El Plan denominado "Vivos Nos Necesitamos" propone como lo más urgente, o etapa 0, la implementación de un "cortocircuito epidémico".
El Colmed aclara que no es equivalente a una cuarentena tradicional, sino "una nueva medida que pone en la balanza la eficacia epidemiológica y la salud mental de las personas. Al ser acotada en el tiempo, minimiza el impacto socioeconómico inmediato; y, al acelerar el retorno a las actividades habituales, permite adelantar la recuperación económica y social".
Junto con solicitar que se implemente de inmediato, dice que se debe suspender el polémico Pase de Movilidad otorgado a aquellos que completaron su esquema de vacunación.
Asimismo, propone redefinir las unidades territoriales, abandonando la estrategia comunal reemplazándola por una que abarque provincias o regiones completas.
Suspender todas las actividades de riesgo, que involucren reuniones de más de 10 personas en lugares cerrados.
Estas medidas son por única vez y durante tres semanas en aquellas regiones en las cuales la incidencia de casos por 100 mil habitantes es mayor a 10.
El cortocircuito implica además el cierre de toda actividad económica no vinculada a la producción y comercialización minorista de bienes esenciales indispensables para los hogares (alimentos, medicamentos), el sector salud y los servicios básicos como agua, electricidad, gas y telecomunicaciones.
El transporte de vehículos motorizados no esenciales estará prohibido y el transporte público será cerrado, incluido el tráfico aéreo nacional de pasajeros. Las actividades al aire libre de forma individual y con quienes comparten el hogar serán permitidas. Durante este período se intensificará el plan de vacunación, incluyendo la vacunación en la comunidad de manera masiva y sistemática a través de operativos barriales.
En la etapa siguiente, uno, se permitirá el comienzo de clases presenciales de Jardines Infantiles y Educación básica de manera voluntaria, cumpliendo todos los protocolos de retorno seguro y con acuerdo de las comunidades educativas.
Reapertura de transporte público y transporte aéreo nacional para actividades esenciales; se incentiva a las personas a salir de sus casas para recreación y ejercicio al aire libre, en compañía de los miembros de su hogar o núcleo de apoyo o de un visitante regular en el caso de personas que vivan solas.
Actividades comerciales y productivas al aire libre, oficios religiosos con aforo reducido.
Se mantiene restricción de reunión y movimiento nocturno (22:00-05:00); teletrabajo; restricción de traslados no esenciales hacia y desde el extranjero.
Etapa dos, se permiten reuniones al aire libre de hasta 10 personas. Retorno de educación media y universitaria de manera voluntaria, cumpliendo todos los protocolos.
Actividades en espacios abiertos de mediano riesgo en espacios abiertos (teatro, restaurantes, bares, cafés).
Se mantiene restricción de reunión y movimiento nocturno (00:00-05:00); teletrabajo; restricción de traslados no esenciales hacia y desde el extranjero.
Etapa tres, permitidas reuniones sociales al aire libre de hasta 30 personas; actividades en espacios cerrados de mediano riesgo (comercio habitual, oficios religiosos).
Libertad de reunión y movimiento nocturno .
Se mantiene teletrabajo; restricción de traslados no esenciales hacia y desde el extranjero.
Etapa cuatro, el Colmed propone establecer una 'burbuja territorial' para evitar un rebrote en todas aquellas unidades territoriales que logren una tasa de incidencia menor o igual a 3 casos por cada 100.000 habitantes de media móvil.
Implementación estricta de fronteras sanitarias, permitiendo el ingreso sólo a quienes tengan un esquema de vacunación completo con al menos 14 días desde la última dosis, prueba de PCR negativa realizada en las últimas 72 horas, test de antígeno viral en el punto de control y cuarentena de ingreso con PCR de salida, pensando en población asintomática en la que los test de antígeno presentan menor sensibilidad. Además, despliegue de estrategia activa de Testeo-Trazabilidad y Aislamiento para evitar la posibilidad de nuevos brotes, que requiere recursos y esfuerzos activos para estar adecuadamente preparados. Al interior del territorio en burbuja se eliminan todos los límites al contacto social.