Italia nella morsa del caldo (foto depositphotos)

La ola de calor extremo que golpeó a Canadá causó 34 muertos en dos días en Vancouver, informó hoy la policía.
Al respecto, la Organización Meteorológica Mundial (OMM), la agencia de la ONU especializada en el tiempo, el clima y el agua, afirmó que las temperaturas extremas "representan una gran amenaza para la salud de las personas, la agricultura y el medio ambiente porque esa región no está acostumbrada a tanto calor y muchas personas carecen de aire acondicionado".
El pasado domingo en Canadá se registró la temperatura más alta, con 46,6 grados centígrados en Lytton (en la Columbia Británica), lo que supone 1,6 grados más que el récord anterior, que databa del 5 de julio de 1937. Esa efeméride fue superada este lunes, con 47,9 grados centígrados en esa misma localidad.
"Canadá se encuentra, en general, bastante más al norte que España y la temperatura máxima oficial en nuestro país, registrada en Córdoba el 13 de julio de 2017, fue de 46,9 grados", comentó el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo.
Según la OMM, esos valores en Canadá son más típicos de Oriente Medio que de una provincia que alberga las Montañas Rocosas y el Parque Nacional de los Glaciares, con lo que existe el riesgo de alto derretimiento glaciar y el consiguiente riesgo de deslizamientos de tierra, advirtió.