epa08545969 A member of the health staff attends to a person who comes to take the COVID-19 screening test at a health care post installed in the middle of the street under a bridge, in Cochabamba, Bolivia, 14 July 2020. The coronavirus has put the fragile health systems of the region on the ropes, where many countries are already facing dramatic situations of hospital saturation, shortage of professionals, and funeral services overflow. EPA/Jorge Abrego

Un informe conjunto de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) exhorta a los gobiernos de la región a acelerar los procesos de vacunación, transformar los sistemas sanitarios, reforzar las inversiones públicas y consolidar el bienestar para controlar la pandemia e ir hacia una reactivación con igualdad y sustentabilidad ambiental.
"La pandemia evidenció la necesidad de construir una agenda para la salud pública con una perspectiva global e integrada en América Latina y el Caribe, que reconozca la interdependencia que existe entre las dimensiones sanitaria, social, económica y ambiental", afirma el documento titulado.
El trabajo lleva por título "La prolongación de la crisis sanitaria y su impacto en la salud, la economía y el desarrollo social".
La pandemia causó poco más de 1,5 millones de víctimas en América Latina y el Caribe, y 45,7 millones de casos confirmados, 1/5 de los contagios y el 30% de los decesos en el mundo, a pesar de que la región constituye solo el 8,4% de la población mundial.
A causa de la crisis sanitaria, el área registró la más grande contracción económica de los últimos 120 años, con un descenso histórico de la ocupación y un aumento sin precedentes de la desocupación, junto a significativos aumentos de pobreza y desigualdad.
Para 2021 está prevista una tasa de crecimiento medio del 5,9%, mientras en 2022 será del 2,9%. Sin embargo, esta expansión no será suficiente para llevar a la región entera al nivel de PIB pre-crisis.
"Repetimos que sin salud no existirá recuperación económica sostenible. La prioridad continúa siendo la necesidad de controlar la emergencia sanitaria mediante un enfoque global y acelerando los procesos de vacunación de la población", destacó Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la CEPAL.
"La prolongación de la pandemia de Covid-19 en la región más desigual del mundo resaltó la centralidad de la salud para el bienestar, la economía y el desarrollo", afirmó Carissa Fl Etienne, directora de la OPS.
"Es tiempo de transformar los sistemas sanitarios de América Latina y el Caribe", acotó.