Depositphotos

COLONIA (Infobae) - Un estudio comparó las canastas turísticas de Colonia, Mar del Plata y Mendoza en dólares y en pesos argentinos y concluyó que la hotelería y la gastronomía son un 22% más baratos en la ciudad costera uruguaya.

 

La Asociación Turística del departamento de Colonia en Uruguay encargó a la consultora PwC que elaborara un estudio con los precios de una canasta turística de Colonia, y que sus precios sean comparados con destinos argentinos como Mar del Plata y Mendoza.

Andrés Castellano, presidente de la Asociación, habló sobre la “tendenciosidad” y las “noticias erróneas” que se manejan en Argentina para referirse a los costos de vacacionar en Uruguay, lo cual termina teniendo un efecto en empresas locales que viven del turismo en temporada, informó La Diaria.

Para realizar el estudio de la canasta turística se tuvo en cuenta precios de hotelería, gastronomía y combustible para transporte, “con el mejor instrumento financiero que tienen los argentinos, que es la tarjeta de débito”, dijo Castellano. Actualmente, las tarjetas de crédito o débito extranjeras tienen el descuento del impuesto del IVA cuando se usan en Uruguay.

Los cálculos concluyeron que la canasta turística en Colonia es de 143,31 dólares americanos y se encuentra por debajo de las de Mar del Plata, que cuesta 147,31 dólares y Mendoza, que está en 154,15 dólares. La cotización de los precios se realizó con información que se relevó en fuentes internacionales como Numbeo y Booking.

En pesos argentinos, una noche de alojamiento y una comida completa para una sola persona cuesta, en Colonia, 20.300 pesos. Mientras tanto, en Mar del Plata cuesta 25.922 pesos y en Mendoza 27.068 pesos.

En las canastas se consideran los precios promedio de enero 2022 en cuanto a alojamiento, alimento, bebida, transporte y espectáculos. El estudio concluye, entonces, que Colonia es un 22% más barato que Mar del Plata y 25% más barato que Mendoza en cuanto a alojamiento y gastronomía.

Sin embargo, no se tienen en cuenta elementos como costos de PCR o test de antígeno que son obligatorios para ingresar a Uruguay, mientras que dentro de la propia Argentina no se solicitan.

Para el cálculo de los precios en Colonia se tuvo en cuenta el precio en dólares y se aplicaron los principales beneficios tributarios que el gobierno adhirió para turistas no residentes en Uruguay. Esta cifra se trasladó a pesos argentinos, teniendo en cuenta los recargos por compras con tarjetas de crédito y reintegro de dinero por deducciones impositivas.

La reapertura de fronteras por tierra y por agua implica que la ciudad de Colonia, al oeste del país, vuelva a tener el público extranjero que acostumbraba a tener. Según Castellano, las empresas locales alrededor del turismo “se encuentran en diferentes estadios”. Comentó que hay incertidumbre entre los operadores del sector sobre cómo será la balanza de la temporada de verano. “Todavía no sabemos cuál será la demanda argentina, porque depende de los tipos de cambio y algunos precios relativos”, dijo.

El director Nacional de Turismo, Roque Baudean, anunció la semana pasada que las últimas dos semanas de diciembre ingresaron a Uruguay 95.108 extranjeros, de los cuales el 61% eran argentinos.

El ingreso de turistas por el puerto de Colonia también aumentó, ya que ahí se encuentran los puertos de varias líneas comerciales como Buquebus, Seacat y Colonia Express que cruzan el Río de La Plata hasta Buenos Aires y vuelven. Según Baudean, todavía está faltando el público masivo que se quedaba en Colonia por uno o dos días, informó Radio del Oeste.

Comentó que esto se debe a que el público argentino está afectado por el problema cambiario, además de las disposiciones sanitarias que significan una traba para “que la gente viaje por pocos días”.

Aclaró, además, que por más que las empresas navieras estén en funcionamiento, y hayan aumentado sus frecuencias, “los turistas que llegan en auto siguen para el este del país”.