foto depositphotos

MONTEVIDEO (Uypress) - La central sindical propone revisar las exoneraciones de aporte patronal, modificar los beneficios del régimen de aporte patronal rural, rediscutir los aportes de trabajadores (que son el doble que el de las empresas) e incorporar un impuesto a las altas jubilaciones militares que se otorgaron durante décadas en condiciones de privilegio.

Estas propuestas se realizan en medio de la discusión parlamentaria del proyecto de ley de reforma jubilatoria que impulsa el gobierno. Lejos de ir por ese camino, la coalición oficialista propone mantener las inequidades del sistema y profundizar la carga que actualmente existe sobre los trabajadores, que trabajarán más años para cobrar menos jubilaciones.

En este contexto, la central sindical emitió un documento estableciendo su posición respecto a la reforma jubilatoria. A continuación destacamos los principales puntos:

  • La reforma jubilatoria que impulsa el gobierno no estuvo acompañada y mucho menos respaldada por un diálogo social
  • Rechazamos enfáticamente los aspectos principales de esta propuesta, como ser, el aumento de la edad mínima jubilatoria en las condiciones planteadas, la exigencia de mayor cantidad de años de aporte, la rebaja de las jubilaciones para amplios sectores de la sociedad, los recortes de las pensiones para las viudas, los perjuicios relacionados con las prestaciones por discapacidad y la extensión del sistema AFAP.
  • Las principales medidas propuestas están centradas en contener el gasto, recortando derechos, beneficios y prestaciones de los actuales trabajadores una vez que se jubilen.
  • Al comparar las jubilaciones que paga el sistema vigente y el nuevo para alguien con 65 años de edad y 30 de aporte, se observa que a 2043, el régimen propuesto otorga jubilaciones inferiores para todos los niveles salariales.
  • El proyecto no incluye soluciones para eliminar las inequidades en la aportación y no toca los privilegios de algunos sectores empresariales. Se desestimaron diversas propuestas formuladas por el PIT CNT como revisar diversas exoneraciones de aporte patronal, modificar el beneficioso régimen de aporte patronal rural, reequilibrar las mucho mayores contribuciones del trabajo y en relación a los aportes del capital e incorporar un impuesto a las altas jubilaciones militares que se otorgaron durante décadas en condiciones de privilegio.
  • El PIT CNT propone eliminar las AFAP y transformar el actual régimen en un pilar de ahorro administrado profesionalmente por una agencia estatal especializada sin fines de lucro.
  • Sobre la Caja Militar, el subsistema más deficitario e inequitativo de todos, la reforma planteada propone que los militares continúen retirándose a edades bajísimas y en algunos casos con el doble del salario, durante los próximos 10 años. Para dar verdadera legitimidad social al proceso, este subsistema requiere cambios más urgentes y profundos, en relación a los previstos para el resto de la población.
  • La  propuesta del gobierno plantea consolidar a mediano y largo plazo un régimen cada vez más contributivo, que tiende a erosionar los componentes solidarios y redistributivos del sistema.
  • No se atienden los cambios del mundo del trabajo y sus efectos sobre el empleo. El proyecto de reforma no prevé los problemas de la desocupación en edades avanzadas, el empleo juvenil o el desarrollo de tareas de alto nivel de exigencia física o psicológica.
  • Es peligroso que el proyecto incluya más de 50 artículos librados discrecionalmente a voluntad del Poder Ejecutivo de turno.
  • Esta reforma no es integral. Con una visión estrecha de lo que es la Seguridad Social, busca reducir el gasto en jubilaciones y pensiones dejando de lado importantes aspectos de la matriz de protección social como la infancia, los cuidados y la discapacidad.

LASCIA UN COMMENTO

Inserisci il tuo commento
Inserisci qui il tuo nome