MONTEVIDEO (Uypress) – El proyecto de amnistía para los deudores de patente de rodados, impulsado por los intendentes del Partido Nacional, divide a la bancada del Frente Amplio en el Congreso de Intendentes. Es que de los seis jefes comunales del oficialismo ahora son tres quienes están dispuestos a votar la iniciativa y con ello dan la espalda al intendente de Montevideo, Daniel Martínez, que se niega rotundamente a aprobarlo, según informa El País.

En los últimos días dos intendentes del FA manifestaron, a su entorno, la disposición de apoyar el proyecto que establece la amnistía. Se trata del jefe comunal de Paysandú, Guillermo Caraballo y el de Río Negro, Óscar Terzaghi. Ambos se suman a la postura del intendente de Canelones, Yamandú Orsi, que se ha mostrado en más de una oportunidad a fín a la iniciativa. Caraballo, que se desempeña como vicepresidente del Congreso y presidente de la bancada del FA, consultado por El País, dijo que “las posturas las vamos a manejar en bancada.

Hay diferentes miradas sobre el tema, pero estamostratando de llegar a un a los seis”. Al ser consultado directamente sobre su posición, el intendente respondió: “Hay dos posturas distintas y nítidas dentro de la bancada, yo tengo que coordinar esa instancia, no quiero llegar flechado”, agregó. Por un lado Martínez, el intendente de Salto, Andrés Lima, y elde Rocha, AníbalPereyra. Por otro: Orsi, Caraballo y Terzaghi. Desde la bancada del Frente Amplio se informó que la idea es llegar a un consenso de cara a la sesión extraordinaria del Congreso de Intendentes que se desarrollaráeste miércoles, instancia en la que se pretende laudar el tema.

Por eso la bancada del FA se reunirá este martes. No se descarta aprobar un proyecto presentado por los blancos, en el predio de la ExpoActiva de Soriano, donde se habilita que cada intendente pueda implementar su propio plan de financiación departamental. En el marco de la sesión que tuvo lugarla semana pasada en Soriano tras no alcanzar una única
postura de todo el pleno, los intendentes decidieron levantar la sesión. Esta actitud fue buscada sobre todo por la bancada frenteamplista. La estrategia ya fue utilizada en anteriores oportunidades. El 19 de octubre de 2017 tras el Congreso de Intendentes, Orsi mantuvo una reunión con el intendente de Maldonado, Enrique Antía, el de San José, José Luis Falero, Caraballo, Terzaghi y el de Rivera, Marne Osorio.

En el encuentro se firmó un documento que declaraba la amnistía tributaria. La medida tuvo que sera doptada de apuro dado que un delegado técnico de Montevideo anunció a las autoridades de Sucive que días después se saldría a fiscalizar el pago de patente. Además, el funcionario dijo que la comuna ya contaba con todos los elementos técnicos para inspeccionar un número importante de vehículos y a gran velocidad. El 31 de octubre cuando el Congreso discutió sobre la patente de rodados, Antía preguntó qué iba a pasar con la amnistía ya firmada. La respuesta del Frente Amplio fue unánime: se comprometió a adoptar una resolución en los próximos meses.

En noviembre la situación fue revelada por El País, lo que generó malestar en el FA. En filas nacionalistas, la propuesta era compartida por los 12 intendentes del Partido Nacional pero en los últimos días, el intendente de Durazno, Carmelo Vidalín, decidió no acompañar la votación. Vidalín entiende que “ya se han dado suficientes oportunidades como para que la gente que tiene voluntad de pago se haya puesto al día. Eso (la amnistía) hace que el
Congreso y sus integrantes, los intendentes, perdamos credibilidad”, indicó al diario local El
Acontecer. La bancada blanca cuenta con el voto del intendente Osorio. Para que se apruebe la propuesta hay dos miradas: una que establece que es necesario solo mayoría simple -es decir 10 votos-, y otra interpretación que indica que la propuesta necesita 2/3 de los votos.