Depositphotos

MONTEVIDEO (Uypress) Las pruebas que se realizan son hipotiroidismo congénito (HC), fenilcetonuria (PKU), hiperplasia suprarrenal congénita (HSC) y fibrosis quística (FQ) y detección de 24 enfermedades del metabolismo de los aminoácidos, acidemias orgánicas y defectos de la beta oxidación de ácidos grasos. Uruguay es el primer país de América Latina en realizar de modo gratuito a todos los recién nacidos la pesquisa neonatal en busca de enfermedades asintomáticas, destacó el ministro de Trabajo, Ernesto Murro, en el acto por los 25 años de puesta en marcha de esa práctica. Resaltó que la inversión social ha contribuido para que en este país se redujera la mortalidad infantil a los niveles más bajos de la historia. El Banco de Previsión Social (BPS) realiza desde hace 25 años la pesquisa neonatal, que pasó a ser obligatoria y gratuita en todo el país desde 2013 para cinco patologías. Murro destacó que ese estudio, por ejemplo, mejoró la calidad de vida a 610 personas desde entonces, pues, de no haber sido diagnosticadas al nacer, podrían haber desarrollado alguna discapacidad o incluso haber fallecido precozmente. Se conoce como pesquisa neonatal a la búsqueda de enfermedades que no presentan síntomas clínicos en el momento del nacimiento, pero que producen alteraciones bioquímicas que sí pueden ser detectadas por medio de análisis específicos. Se trata de males para las cuales existe tratamiento y que, de no tratarse, ocasionan un severo deterioro mental y físico e incluso la muerte. En Uruguay se estudia a todos los recién nacidos, cualquiera sea la institución de salud en la que se asistan, en un estudio que es universal, gratuito y obligatorio. La práctica consiste en tomar una muestra de sangre del talón al recién nacido mediante punción con lanceta, luego de sus 40 horas de vida y antes de que se concrete el alta médica. La sangre se recoge sobre un papel de filtro especial y se envía por correo al laboratorio de pesquisa neonatal de BPS. Murro destacó la decisión del BPS de comenzar a realizar este control por la década de 1990, cuando el organismo ofrecía la segunda maternidad del país en cantidad de nacimientos. "Las 610 personas que en esos 25 años han tenido una vida de igualdad de oportunidades y de derechos son el mejor ejemplo de que pudimos hacer las cosas bien en base a las decisiones tomadas por trabajadores públicos", reflexionó.