Depositphotos

MONTEVIDEO (Uypress/Esteban Valenti) - Concluido el escrutinio de los votos de las elecciones departamentales (19) y de municipios (125) del domingo 27 de setiembre, culmina un ciclo electoral que comenzaron con las elecciones internas del 30 de junio del 2019.  Duraron 14 meses… Es hora de hacer el balance del último capítulo. Son elecciones especiales donde se combinan, los factores locales (departamento y municipio) con los factores nacionales (cambio de gobierno luego de 15 años) y el desplazamiento de la fecha para fines de setiembre, incide todavía más en la evaluación de la acción del gobierno. En las elecciones hay balances nacionales, generales sobre el cuadro político y luego balances departamentales.

CUADRO POLÍTICO NACIONAL

Ganadores El Partido Nacional y el presidente de la república sin ninguna duda. Conquistaron 15 departamentos, arrancándole 3 departamentos al FA, donde sus intendentes iban por la reelección. Dentro de la coalición con astucia y con bastante egoísmo asumieron el liderazgo y le sacaron todas las ventajas posibles al prestigio del gobierno en la lucha contra el coronavirus-19. No le dieron chance en ningún lado a otro partido que no fuera el de ellos. En Montevideo, armaron una candidatura única con una candidata de su partido.

El Partido Nacional mejoró prácticamente en todos los departamentos su porcentaje de votos departamentales, en algunos casos infligiéndole al FA derrotas muy duras: Maldonado, Colonia, Rocha, Cerro Largo, San José y prácticamente en todos los departamentos crecieron, incluso en Salto donde no lograron triunfar sobre el FA (Andrés Lima), desplazaron al Partido Colorado al tercer puesto, lejos. A eso se agregan la cantidad de municipios que conquistaron, incluso algunos de valor simbólico para el FA: Bella Unión, Piriapolis, San Carlos, El Chuy y un tercer municipio en Montevideo, el F, de una zona muy populosa de la capital, a los que se agregan los dos que ya tenían en la costa de Montevideo. No hay dudas que a la sordina para no empañar las relaciones en la Coalición y para no quedar como "pizarreros", en la plaza Matriz se debe estar festejando de lo lindo. Sabían que no tenían posibilidades de triunfar en Montevideo, pero lograron varios objetivos, levantar una figura creíble y de renovación, Laura Raffo, que aumentó en 3 puntos la votación de la Concertación en el año 2015 y los tres alcaldes son blancos. En el Frente Amplio no todos son perdedores.

El Partido Comunista y la 1001, junto con la 90 (Partido Socialista) son los triunfadores innegables en Montevideo, y aunque a nivel nacional no repiten los resultados los coloca en la interna del FA en una nueva situación en la disputa por la hegemonía. Sin duda comenzaron a separarse y a litigar con la 609. No les será tan fácil a nivel del gobierno de la capital, porque la intendenta electa no es un hueso fácil de roer, tiene sus agendas y va por ellas a cualquier costo. Si tienen dudas preguntar a la 609...

Perdedores

Esta no fue en absoluto una elección de stato quo, el tablero se movió de lo lindo. El Frente Amplio en su conjunto, siguió el proceso de retroceso y desgaste iniciado en las nacionales del 2019, bajando un escalón muy importante y donde notoriamente no se detuvo la caída y menos aún se invirtió la tendencia. Le queda el consuelo de haber retenido Montevideo y Canelones, con porcentajes muy similares a los del 2015.

En Canelones se votó por debajo de lo que vaticinaban las encuestas 57-59%y el voto el blanco y anulado en este departamento trepó al 8%, el porcentaje más alto de todo el país. Son notorios perdedores los tres líderes históricos del FA. Tabaré Vázquez, José Mujica y Danilo Astori, no triunfó en Montevideo ninguno de los candidatos que ellos apoyaron. No es un detalle. Daniel Martínez, un intendente con un alto nivel de aprobación por su gestión (55%-60%) que va por la reelección y que queda en un tercer lugar alejado de los otros dos contendientes, integra sin duda la lista de los perdedores. Y partió con un fuerte favoritismo. Y con él perdieron todas las fuerzas políticas, listas y grupos que lo apoyaron. Con algunas que están sufriendo un proceso de lenta desaparición.

Perdió el Partido Colorado, que si bien mantuvo su bastión en Rivera, perdió votos en general y fue desplazado en Salto a un lejano 3er puesto, con un peso pesado del partido Germán Coitiño. No tuvo papel alguno en la conquista de municipios importantes. Fue un generoso donador de sangre en la capital y no fue considerado en ningún otro lado. No invirtió la tendencia a una lenta pero segura decadencia, reforzándose la polarización Frente Amplio- Partido Nacional. Dos ejemplos claros son Canelones, donde todo el crecimiento del PN se dio a costa del Partido Colorado y en Salto donde el PN no solo le arrebató el 2do lugar sino más de 20 mil votos pasaron del PC al PN.

No es fácil valorar el resultado para Cabildo Abierto, pero es notorio que no repitió en ningún departamento ni siquiera en aquellos donde tiene fuerza "la familia militar" los porcentajes del 2019. No es catastrófico, pero le costó mucho reforzar su personalidad propia. Cabildo Abierto se presentó en 11 departamentos con listas y candidatos propios y los porcentajes fueron desde el 9.62% de Tacuarembó (excepcional) a varios con algo más del 1.%. El promedio fue de aproximadamente el 3% del total de los votantes en esos 11 departamentos.. Muy lejos del 11% obtenido en octubre del 2019. Aunque hay que anotar que en Montevideo no puede incluirse por la candidatura única.

La carrera en permanente ascenso, tuvo un brusco parate en votos y en porcentajes Los grupos menores, Unidad Popular, PERI, Partido Verde Animalista prácticamente desaparecieron en las departamentales. No sacaron un solo edil de los 589 o un alcalde de los 125 que se eligieron. El formato no es por cierto muy favorable a estos partidos y lo que es notorio es que no surgen partidos locales a disputar.

Aunque todos los líderes electos o no declaran que las elecciones del 2024 están muy lejos y sobre todo temen agotar la paciencia de un electorado que hace muchos meses (14 formalmente) pero desde tiempo inmemorial que soportan las campañas electorales, lo cierto es que este último acto del ciclo 2019-2020 dejó un cambio importante de situación, tendencias y realidades que habrá que tener muy en cuenta para las próximas elecciones nacionales y locales del 2024-2025. En los 18 departamentos del interior el FA en el 2020 obtuvo 466.994 votos, mientras el Partido Nacional lo votaron 626.776 ciudadanos, una ventaja de 159.782 votos, mientras que en el 2015 el Frente Amplio había obtenido 514.571 y el Partido Nacional 568.602 votos con una ventaja en aquella oportunidad de 54.031 votos. El cambio ni siquiera necesita comentarse. Y salva en algo la situación el resultado de Canelones.

LASCIA UN COMMENTO

Inserisci il tuo commento
Inserisci qui il tuo nome