Buenos Aires (Depositphotos)

Con las cifras de la pandemia con tendencia a la baja, Argentina apuesta fuerte a potenciar el turismo interno en la inminente temporada de verano y proyecta a esa actividad como gran generadora de empleo, capaz de aportar divisas, afirmó el ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens.

"Nos tocó un desafío enorme con la pandemia y desarrollamos mecanismos para proteger al sector del Turismo porque se trata de un área de generación de puestos de trabajo y de captación de divisas", afirmó el funcionario.
El turismo en argentina aportaba hasta antes de la pandemia de Covid-19 aproximadamente un 9% al Producto Interno Bruto (PIB) y generaba un millón de puestos de trabajo.

La cartera de Turismo y Deporte planea presentar en 2021 un plan de crecimiento a diez años para que el turismo produzca aportes de hasta el 15% del PBI.
"Argentina tiene capacidad para hacerlo. Para que se tenga una idea, el turismo receptivo fue el cuarto ítem el año pasado de ingreso de divisas, generó 6 mil millones de dólares de ingresos", detalló Lammens en un encuentro virtual con reporteros de la Asociación de Corresponsales Extranjeros en Argentina (ACERA).

Además, subrayó diversas estrategias que está aplicando su ministerio como el plan Previaje, que consiste en la devolución a los viajeros locales del 50 por ciento de lo que hayan gastado en contrataciones turísticas hasta el 31 de diciembre y hacia destinos de Argentina para concretar en 2021.

"Se trata de la mayor inversión del estado argentino en turismo de la historia y está funcionando. En estos días hubo un récord diario con la venta de 200 millones de pesos en paquetes turísticos (unos 250 mil dólares; NDR)", precisó el ministro.
Para el ministerio de Turismo se trata de un programa que ayudará a reactivar al sector en todas las regiones del país, pero, como resaltó Lammens, también "eficientiza el gasto público" porque el Estado recauda vía impuestos en las distintas compras que hace el viajero.

Lammens definió al turismo como "una actividad redistributiva y federal" y sumamente importante para el futuro del país y mucho más tras la opresión económica que impuso la pandemia, con sus restricciones y paralizaciones de las actividades productivas.
"En la post pandemia Argentina, y el mundo, necesitarán reactivación de la economía, generación de empleo, consumo, y el turismo es clave en eso. Además, se trata de una actividad de rápida recuperación", esbozó ante un grupo de miembros de ACERA, entre ellos ANSA.

Argentina acaba de abrir sus fronteras a los países limítrofes como Chile, Bolivia, Paraguay, Brasil y Uruguay (se puede ingresar sólo vía aérea, también fluvial en el caso de Uruguay) en una búsqueda de captación de visitantes, aunque es necesario presentar una certificación de que no se padece Covid-19 para ingresar, lo que libera al recien llegado de cuarentenas.

Todos aquellos extranjeros que ingresen por el aeropuerto de Ezeiza (Buenos Aires), por ejemplo, tendrán que someterse a testeos, además de presentar una declaración jurada y contar con seguro médico.
En el caso de los PCR, tendrán que ser realizados en el lugar del que provienen los visitantes por lo menos 72 horas antes del viaje.

La apertura no sólo favorece el turismo sino que antes las diferencias cambiarias, también potencias las compras de algunos productos como vestimentas o producciones de cuero como carteras y calzados, de excelentes diseños sobre todo en Buenos Aires Lammens también dijo que hay una decisión política tomada de que "haya temporada veraniega" en Argentina, pero resaltó que con los cuidados que la crisis sanitaria impone.

"No podemos tirar por borda el esfuerzo de tantos meses, las restricciones los encierros, que han dado buen resultado en la lucha contra la pandemia. Por su puesto que tener vacaciones hace al humor social y eso hay que atenderlo", desgranó.
Pero enunció una serie de medidas preventivas y de cuidados como estrictos protocolos sanitarios para viajes y hotelerías, un semáforo de estado de la pandemia en los municipios y regiones turísticas, como la Costa Atlántica o las Sierras de Córdoba o la Patagonia e incluso la instalación de hospitales modulares para reforzar la estructura asistencial.
Una aplicación, desarrollada para la pandemia que se denomina Cuidar, también tendrá una versión para proteger a los veraneantes y brindar información estratégica a los municipios, se trata de Cuidar Verano.

Los turistas deberán registrar los datos personales, especificar con quiénes viajarán, el lugar de destino y alojamiento, y esos datos serán analizados por los municipios, que darán (o no) el visto bueno.

Asimismo, Cuidar Verano contará con información útil para el veraneante sobre los centros sanitarios, teléfonos a donde poder llamar en caso de emergencias, todas las disposiciones de los gobiernos nacional y provincial, y todos los protocolos establecidos.
Lammens destacó que 60 municipios de 17 provincias fueron declarados "destinos seguros" a nivel internacional. Recibieron el certificado internacional Sello Viajes Seguros que cuenta con el respaldo de Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, en inglés).
Esta consideración, dijo el ministro, "responde a un interés estratégico de la economía nacional, que es que el turismo sea uno de los protagonistas del desarrollo de la Argentina".