L'area archeologica di Pompei (foto depositphotos)

Pompeya reverdece con un gran proyecto con drones, así como con una tecnología de punta con biblioteca digital que tendrá el objetivo de compartir con el mundo los últimos datos.
Efectivamente, el proyecto prevé drones y sensores para desplegar un gran proyecto de "mantenimiento preventivo", una biblioteca digital para "compartir inmediatamente investigaciones según un modelo de arqueología pública", y el relanzamiento de los llamados sitios menores, de Stabia a Oplontis en Boscoreale.
Para Pompeya es el día del cambio, pues tras Massimo Osanna llegó el arqueólogo alemán Gabriel Zuchtriegel, desde 2015 conduciendo la fortaleza de la ciudad grecorromana en la región italiana de Campania.

 

"Lo elegí porque demostró ser muy bueno -dijo el ministro de Cultura, Dario Franceschini- como Massimo Osanna relanzó Pompeya, redimiéndola de la temporada de colapso, Zuchtriegel también relanzó magníficamente Paestum, un lugar en el que en 2014 pocos apostaban".
Franceschini eligió presentarlo a la prensa desde una de las espectaculares terrazas del Coliseo, vacías en un sábado de pandemia.
Nacido en 1981, casado y padre de dos hijos, recientemente también ciudadano italiano, el nuevo director superó a otros 43 académicos.
Con él en la terna final estaban Francesco Sirano, el actual director de Ercolano, y Renata Picone, profesora de restauración del Federico II de Nápoles.
"Paestum cambió y no sólo porque los visitantes y el presupuesto creció: como Pompeya también Paestum ahora es un modelo de hospitalidad, un lugar donde se realiza mantenimiento y se hacen investigaciones, donde se realizan excavaciones", dijo el ministro.

En resumen, "es una prueba de que los italianos cuando queremos hacer las cosas las hacemos bien", aseveró Franceschini, con vistas al Coliseo vacío pero mirando más allá, imaginando un futuro en el que el turismo internacional volverá a afluir en las ciudades y en distintos sitios.
"Tenemos que prepararnos -reiteró-, el Estado debe ayudar a las muchas empresas que luchan en este terrible cruce del desierto que es la pandemia, pero mientras tanto tenemos que repensar, equiparnos para el mañana".
Osanna, quien desde julio de 2020 fue llamado para liderar todos los museos y los sitios estatales, felicitó a Zuchtriegel y recordó los muchos temas todavía abiertos en Pompeya.

"Nunca baje la guardia en el mantenimiento", aseguró, y acordó con su sucesor sobre la necesidad, ahora que el sitio fue salvado, para apuntar a la participación del territorio y a la revitalización de los muchos sitios que rodean la ciudad antigua.
"Tenemos que apuntar al objetivo del turismo sostenible", dijo.
En cuanto a las nuevas excavaciones, Zuchtriegel dijo que "se harán cuando sea necesario, como se hizo en los últimos años".
Y también subrayó que "no son la prioridad".

"Tenemos mucho material para estudiar y muchos proyectos en los que trabajar", sostuvo Franceschini.
Por otra parte, fue consultado sobre los cines y los teatros, cerrados desde hace mucho tiempo.
"Estamos trabajando en estas semanas para desarrollar medidas adicionales que garanticen la seguridad. Pero el nuestro objetivo es reabrir lo antes posible", completó.