(Foto Depositphotos)

MONTEVIDEO (Uypress) - Después de 15 horas de debate en ambas cámaras, este jueves, el Parlamento aprobó el impuesto a los salarios de los funcionarios públicos, los cargos políticos y las jubilaciones superiores a $120.000 nominales. El tributo se aplicará durante 2 meses, por el que se estima que se recaudarán US$11 millones para el Fondo Covid.

El proyecto, enviado por el Poder Ejecutivo, fue aprobado en general por unanimidad. El Frente Amplio (FA) votó el proyecto en general, pero en particular votó a favor del impuesto a los jubilados y los cargos políticos, pero no a favor del tributo al resto de los funcionarios públicos. Además, la oposición presentó una serie de aditivos que no fueron aprobados por el Parlamento, por no contar con el apoyo de la coalición.

Privados quedaron fuera del tributo - En rueda de prensa anterior a la sesión, el senador Óscar Andrade, coordinador de la bancada del FA, explicó la alternativa propuesta al proyecto de ley del oficialismo: "Vamos a plantear que tiene que ser equitativo entre público y privado; vamos a agregar un articulado que coloca una variante de impuesto al patrimonio de las personas físicas y jurídicas (para las que hayan tenido rentabilidad positiva); y lo otro que vamos a intentar es que se considere como grave y urgente la alícuota del 2% al patrimonio de los uruguayos o residentes en Uruguay que tengan patrimonio en el exterior, que está estimado en 8.000 millones de dólares".

Debate - "¿Qué diferencia hay entre un gerente del Scotiabank y el del BROU? Ninguna", se preguntó y respondió el senador Alejandro Sánchez, del MPP, durante el debate en el Senado. "El otro error es que le pedimos al trabajo, pero no le pedimos al más rico que nos ayude por dos meses", agregó.

Los senadores de la coalición defendieron el proyecto, pero el senador Guido Manini Ríos, de Cabildo Abierto, aclaró que las posibilidades planteadas por el Frente Amplio "tal vez llegado el momento sean tratadas, porque quizá sean necesarias, porque no sabemos cómo seguirá desempeñándose la economía".

Senadora Bianchi definió "qué es hambre" - Durante el debate, la senadora nacionalista Graciela Bianchi habló de la pobreza y el hambre en Uruguay y dijo que todos los hogares tienen asegurada "la comida diaria": "Hambre es poner en una lata una papa y no poder resistir a que se cocine e ir comiéndola de afuera hacia adentro como los europeos lo vivieron en la guerra".

Cómo se aplica el impuesto - El impuesto se aplicará mediante una escala progresiva y tendrá cuatro franjas: de 120.001 pesos a 130.000, de 130.001 a 150.000, de 150.001 a 180.000 y de 180.001 en adelante. Según el artículo 4 del proyecto de ley, "la suma de las citadas remuneraciones y prestaciones se ingresará en la escala, aplicándose a la porción comprendida en cada tramo de la escala la tasa correspondiente a dicho tramo".

La tasa de la primera escala será de 5%, la tasa de la segunda será de 10%, de 15% en la tercera y de 20% en la cuarta.

Con respecto a las pasividades, el proyecto de ley aclara que "en ningún caso el monto de las jubilaciones, pensiones, retiros militares y policiales o prestaciones de pasividad similares líquidas, una vez deducidos el aporte al sistema de salud correspondiente, el Impuesto de Asistencia a la Seguridad Social (IASS) (...) y el impuesto que se crea podrá ser inferior" a los 100.000 pesos líquidos mensuales.

Diferencias con la edición anterior - La recaudación mediante este impuesto será destinada al Fondo Solidario COVID-19 creado el 8 de abril de 2020 con el fin de paliar la crisis económica.

Con respecto a las diferencias establecidas con la edición anterior de este tributo, denominado "impuesto COVID", el senador blanco Jorge Gandini explicó en Radio Uruguay que algunas "cuestiones formales" se recogieron este año y "por tanto este proyecto se parece en las franjas y las formas de recaudar mucho más al IRPF que el anterior, y por lo tanto recauda menos".

Según dijo, con el impuesto aplicado el año pasado "una persona que ganaba 180.000 pesos nominales iba a pagar el 20% de 180.000", mientras que ahora "paga en franjas".

Gandini señaló que con el tributo aplicado el año pasado, una persona que ganaba 180.000 pesos por mes aportaba cerca de 36.000, mientras que ahora aportará cerca de 7.000.