epa08801910 US President Donald J. Trump supporters attend a protest named 'Stop the Biden steal' demanding election transparency in Miami, Florida, USA, 05 November 2020. The 2020 Presidential Election result remains undetermined as votes continued to be counted in several key battleground states. EPA/CRISTOBAL HERRERA-ULASHKEVICH

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, promulgó hoy un amplio proyecto de ley electoral que él y otros republicanos aseguraron que pondría barreras contra el fraude, incluso cuando reconocieron que no hubo señales serias de irregularidades en la votación en noviembre pasado.

    Los demócratas y los defensores de los derechos de los votantes advirtieron que la medida partidista dificultará que algunos votantes emitan sus votos.
El gobernador republicano firmó la legislación recién aprobada antes de su inminente anuncio de que se postulará para la reelección en el estado considerado como el campo de batalla más grande de la nación.
Con el objetivo de lograr un amplio impacto entre la base del partido de Donald Trump, DeSantis organizó la firma esta mañana en una transmisión en vivo de Fox & Friends, rodeado de un pequeño grupo de legisladores republicanos en el condado de Palm Beach.
DeSantis dijo que la nueva ley coloca a Florida a la vanguardia en la prevención de posibles fraudes electorales.
Después de las elecciones del 3 de noviembre pasado, en las que triunfo el demócrata Joe Biden, Trump denunció, sin haber presentado jamás una sola prueba, que se habían registrado varios casos de fraude electoral.
"En este momento tengo lo que creemos que son las medidas de integridad electoral más fuertes del país", afirmó hoy el gobernador al firmar el proyecto de ley.
"También estamos prohibiendo la recolección de votos", dijo.
"No vamos a dejar que los operadores políticos obtengan carteras de votos y las arrojen en algún buzón".
Los republicanos dijeron anteriormente que conocen este tipo de problemas en Florida. Los demócratas y los votantes han atacado la ley, advirtiendo que es un intento flagrante de impedir el acceso a las urnas para que los republicanos puedan recuperar una ventaja.
"La legislación tiene un impacto deliberado y desproporcionado en los votantes de edad avanzada, los votantes con discapacidades, los estudiantes y las comunidades de color", afirmó Patricia Brigham, presidenta de la Liga de Mujeres Votantes de Florida.
"Es un intento despreciable de una legislatura gobernada por un solo partido para elegir quién puede votar en nuestro estado y quién no", agregó. "Es antidemocrático, inconstitucional y antiestadounidense".
El representante demócrata Charlie Crist, un exgobernador de Florida que anunció su desafío a DeSantis esta semana, tuiteó que "esta es la diferencia entre @GovRonDeSantis y yo".
"Bloquea al público y atiende a FOX News", agregó. "Cuando yo era gobernador, todos estaban invitados: demócratas, republicanos e independientes. Y cuando vuelva a ser gobernador, esta será una Florida para todos"