Il presidente Usa Joe Biden (foto depositphotos)

El gobierno de Joe Biden anunció hoy que donará millones de vacunas contra el Covid-19 a varios países de América Latina y el Caribe, entre ellos la Argentina, Brasil, Perú y Colombia.

    Lo confirmaron fuentes de la Casa Blanca, según las cuales Washington destinará un lote inicial de 25 millones a países de América Latina y el Caribe.
De esta manera, el gobierno de Biden busca acelerar los esfuerzos para ayudar a los países que lucha contra la escasez de vacunas.
De esas dosis, 19 millones serán repartidas a través de la organización internacional de ayuda Covax, que asignará millones de dosis a países de América del Sur, Central y el Caribe, incluidos Brasil y Haití, que se han visto especialmente afectados por la pandemia.
Otros siete millones del lote irán a las naciones asiáticas, incluida la India, y cinco millones serán enviadas a la Unión Africana para su asignación.
Estados Unidos enviará otros seis millones de dosis directamente a los gobiernos que han solicitado dosis, y que están experimentando aumentos repentinos o son vecinos inmediatos, incluidos México, Canadá, Corea, Cisjordania y Gaza, Ucrania, Kosovo, Haití, Georgia, Egipto, Jordania, Irak y Yemen.
Washington DC también proporcionará vacunas a los trabajadores de primera línea de las Naciones Unidas (ONU).
Se trata de las primeras dosis en ser enviadas de las 80 millones que el presidente Biden se comprometió el mes pasado a enviar al extranjero a fines de junio.
La Casa Blanca no dio un cronograma de cuándo se enviarían esas dosis, y solo dijo que "las vacunas y sus cantidades específicas se determinarán y compartirán a medida que la administración trabaje a través de los parámetros logísticos, regulatorios y otros específicos de cada región y país".
"Para ser claros, nuestro enfoque es garantizar que las vacunas sean entregadas de una manera equitativa", señaló el coordinador de Covid-19 de la Casa Blanca, Jeffrey Zients.
"La administración se moverá lo más rápidamente posible y trabajará a través de los requisitos regulatorios y los detalles logísticos para garantizar la entrega segura de las dosis", dijo. "Sin duda, es un desafío operativo complejo".
Zients agregó que un millón de dosis serán enviadas a Corea del Sur a partir de esta noche.
Biden se comprometió el mes pasado a administrar dosis a los miembros del servicio surcoreano que trabajan directamente con las tropas estadounidenses.
El demócrata se comprometió a que todos los estadounidenses puedan vacunarse antes de compartir cualquier dosis con otros países, pero con la demanda de vacunas disminuyendo a nivel nacional y poco más de la mitad de los adultos completamente vacunados, el país tiene exceso de oferta.
Funcionarios del gobierno dijeron que es de interés para la seguridad nacional del país ayudar en los esfuerzos de vacunación global, porque cuanto más tiempo y más ampliamente se propague el coronavirus, más probable será que siga mutando en cepas más infecciosas que podrían ser resistentes a las vacunas.
El esfuerzo de Estados Unidos también tiene como objetivo contrarrestar a Rusia y China, que han estado enviando sus vacunas como una forma de ganarse el favor de otras naciones, dijeron funcionarios de la administración Biden.