epa08811836 Supporters of the Affordable Care Act (ACA) demonstrate outside the US Supreme Court while the court hears oral arguments in the latest Republican challenge to the Affordable Care Act (ACA), in Washington, DC, USA, 10 November 2020. The Supreme Court hears the California v. Texas case which could invalidate the Affordable Care Act, also known as Obamacare. EPA/MICHAEL REYNOLDS
La Corte Suprema de Estados Unidos dictaminó que la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, más conocida como Obamacare, sigue siendo válida, rechazando una afirmación de un grupo de estados conservadores de que un cambio reciente a la ley la convirtió en inconstitucional.
Por una votación de 7-2, el tribunal dijo que los impugnadores no tenían capacidad legal para demandar porque no demostraron de manera suficiente que la ley los perjudicaba.
Pero la decisión también sugirió que sería difícil para cualquier retador volver a intentarlo con la misma teoría legal.
Dos de las tres personas designadas por el presidente Donald Trump para la corte, Brett Kavanaugh y Amy Coney Barrett, se unieron a la opinión mayoritaria, mientras que el tercero, Neil Gorsuch, discrepó.
En su disidencia, los jueces Samuel Alito y Gorsuch dijeron que el tribunal debería haber tomado el caso y haberlo declarado inconstitucional.
Los impugnadores de la ley, 18 estados rojos liderados por Texas, instaron a la corte a dictaminar que el requisito de Obamacare para que casi todos los estadounidenses obtengan un seguro médico, conocido como mandato individual, es inconstitucional.
Por esa razón, dijeron, se debe eliminar toda la ley.
"Concluimos que los demandantes en esta demanda no demostraron una lesión concreta y particularizada que se pueda atribuir a la conducta de los acusados al hacer cumplir la disposición legal específica que atacan como inconstitucional", escribió Breyer.
Agregó que los demandantes "no han demostrado que tengan capacidad para atacar como inconstitucional la ley 'Disposición mínima de cobertura esencial'".
"Por lo tanto, revertimos la sentencia del Quinto Circuito con respecto a la legitimación, anulamos la sentencia y devolvemos el caso con instrucciones para desestimar", agregó Breyer.
El destino de Obamare, establecido durante el gobierno de Barack Obama en 2012, probablemente tendrá consecuencias políticas de gran alcance para el presidente Joe Biden y, potencialmente, para unos 21 millones de estadounidenses cubiertos actualmente por la histórica ley.
Los republicanos se han opuesto durante mucho tiempo a la ley que había sido firmada por Obama.
Sin embargo, más de 20 millones de estadounidenses ahora dependen de él para su seguro médico, y existe un amplio apoyo a su requisito de que las compañías de seguros deben cubrir las condiciones de salud preexistentes.
La Corte de Apelaciones del Quinto Circuito de los Estados Unidos en Nueva Orleans confirmó la decisión.