Mykonos (Depositphotos)

La variante Delta puede arruinar las vacaciones de los turistas europeos, en un verano marcado por una nueva ola de contagios y más restricciones que ponen en riesgo la temporada, vital para relanzar la economía de muchos países. Y después de Cataluña, otro lugar en el que se reintrodujo el toque de queda ante el preocupante aumento de casos es la isla griega de Mykonos, un destino turístico y de entretenimiento muy popular. Francia, por su lado, controla las entradas de visitantes de seis países de la Unión Europea, que deberán presentar una prueba de Covid-19 negativa realizada en las últimas 24 horas, mientras miles de personas salieron a las calles de París y otras ciudades para protestar contra las medidas. El presidente francés, Emmanuel Macron, fue acusado por los manifestantes de llevar a cabo una "dictadura sanitaria" al promover vacunas y "pases" para restaurantes, cafés, aviones y trenes. Las nuevas reglas estarán vigentes hasta el 26 de julio, mientras Grecia registra un aumento en los casos, especialmente de la mutación Delta. El viernes hubo 2.700 nuevos contagios en el país, mientras hace tres semanas había menos de 400. Sobre la entrada de turistas extranjeros a Francia, llegaron nuevas medidas desde el Elíseo para visitantes de Reino Unido, España, Portugal, Chipre, Grecia y Holanda, que deberán llegar a partir del lunes con una prueba Covid.19 negativa realizada en la última 24 horas. La medida llega pocos días después de la nueva política anunciada por Macron para impulsar a la población a vacunarse, con el pase sanitario obligatorio para ingresar a restaurantes, cafés y para el transporte de larga distancia como trenes y aviones. Las medidas llevaron a miles de franceses a tomar las calles de París, en reclamo de "Libertad", "No a la dictadura de la salud" y "Renuncia de Macron". En el Reino Unido, el ministro de Sanidad, Sajid Javid, también dio positivo con síntomas leves, golpeado por la ola de contagios que azota al país. Sin embargo, el premier británico, Boris Johnson, sigue adelante con las reaperturas a partir del 19 de julio, el llamado "día de la libertad" que permitirá la apertura de actividades en discotecas, después de los permisos en cines, teatros, eventos públicos, bodas o funerales y el fin del vínculo legal con el uso de barbijos o con las distancias. Además, a partir del lunes, los residentes del Reino Unido que regresen de los más de 100 países incluidos en la llamada lista ámbar ya no tendrán que estar en cuarentena, pero Downing Street anunció que esa apertura no se aplicará a los que regresen de Francia, a raíz de la variante Beta. Según la nueva regla, los británicos que hayan estado en Francia en los 10 días anteriores deberán permanecer en cuarentena durante diez días al llegar a Inglaterra.