Depositphotos
POR MARGARITA BASTÍAS

 

Una aplastante victoria obtuvo anoche la presidenta del Senado, la demócrata cristiana Yasna Provoste, en la consulta ciudadana que definió en Chile al candidato presidencial del conglomerado de centroizquierda Unidad Constituyente.
La exministra de Educación del primer gobierno de Michelle Bachelet se imponía con el 62,2% tras escrutarse el 53,4% de las mesas receptoras de sufragios. En segundo lugar, se posicionaba la sicóloga socialista Paula Narváez, con el 26,4%, tercero, el abogado del partido Radical Socialdemócrata, Carlos Maldonado, con el 11,4%.
“Acabo de hablar con Yasna Provoste para reconocer su triunfo en esta consulta ciudadana y plantearle mi entera disposición a la unidad y el proyecto político de la centroizquierda”, expresó esta noche Paula Narváez, al reconocer su derrota.
La profesora de Educación Física (51), gimnasta y campeona de pentatlón, corrió su mejor carrera al posicionarse en tan sólo tres meses como la mejor carta para representar en los comicios presidenciales de noviembre próximo a la debilitada exConcertación de Partidos por la Democracia, que gobernó durante 20 años en Chile (1990-2010).
Además, resucitó a la Democracia Cristiana que viene de sufrir el 16 y 17 de mayo su peor derrota en la elección de convencionales constituyentes, cuando sólo obtuvieron uno de los 155 cupos.
Oriunda de Vallenar (666 kilómetros al norte de Santiago) y de origen indígena diaguita mostró la impronta de su liderazgo al asumir en marzo la presidencia del Senado -el segundo cargo más importante del país- cuando declaró: “soy opositora al gobierno del Presidente (Sebastián) Piñera”, señaló la mujer en un tono que sorprendió al mundo político no acostumbrado a este lenguaje en el hemiciclo de la Cámara Alta.
“Creo que nuestro país merece más de lo realizado por su Gobierno. Haré todos los esfuerzos que estén en nuestras manos para contribuir a lograr la más amplia unidad de la oposición para recuperar la confianza de la gente y construir un gobierno de mayoría a la altura de las necesidades del país y de sus aspiraciones de paz y estabilidad”, agregó con la misma fuerza.
Enseguida, acotó: “Cuando las mujeres hablamos fuerte y claro, muchos varones entienden eso como una actitud belicosa.
Yo seguiré siendo lo que soy, una mujer de carácter y de decir las cosas como son”.
Perteneciente al sector más de izquierda dentro de la DC, la candidata esperó su triunfo en su pueblo natal de Vallenar.
En Santiago, habló la presidenta interina de la DC, Carmen Frei, quien dijo que se había recuperado un proyecto para “hacer las transformaciones profundas que todos anhelamos” añadiendo que “las transformaciones la vamos a hacer en paz, sin violencia, con una candidata única y con una lista parlamentaria conjunta”.
Destacó, además, que se va a hacer con “un programa donde esperamos unir todos los programas que se han presentado en este tiempo, por Carlos Maldonado y Paula Narváez”.
Los organizadores de la consulta estimaron la participación ciudadana en 150.000 personas, aunque en el 53,4% de las mesas escrutadas sufragaron tan solo 60.186 votantes.
El candidato del PRSD, Carlos Maldonado, justificó la baja participación por tratarse de una consulta voluntaria y no legal, por lo que no se contaba con todos los recursos económicos.
Los partidos de Unidad Constituyente no lograron ponerse de acuerdo en mayo pasado para ir a una primaria legal que se efectuó el 16 de julio.
Provoste competirá, por ahora, con Sebastián Sichel, de la alianza de derecha Chile Vamos, y Gabriel Boric, del izquierdista Apruebo Dignidad, que aglutina al Frente Amplio y el Partido Comunista.
El lunes, hasta las 23.59 horas hay plazo para inscribir las candidaturas presidenciales y parlamentarias de noviembre.