MONTEVIDEO (Uypress) – Con la presencia de dirigentes de todos los partidos integrantes de la coalición de gobierno, se lanzó la campaña por el NO a la derogación de 135 artículos de la LUC.

Con la presencia en la mesa de la vicepresidenta Beatriz Argimón, Pablo Iturralde (Partido Nacional), Julio María Sanguinetti (Partido Colorado), Guido Manini Ríos (Cabildo Abierto), Pablo Mieres (Partido Independiente) y Daniel Peña (Partido de la Gente), se lanzó, a 55 días de la votación, la campaña contra la derogación de 135 artículos de la Ley de Urgente Consideración (LUC).

“Esta no es una tarea ni del gobierno ni de los parlamentarios ni de los partidos políticos. Queremos pedirle a la ciudadanía que se involucre en esta discusión”, dijo en el acto realizado en el Palacio Legislativo el presidente del Directorio del Partido Nacional, Pablo Iturralde.

“Vamos a dar la batalla en defensa de esta ley discutiendo en todos los rincones del país, siempre defendiendo las libertades que con ellas hemos ganado defendiendo los derechos que hemos obtenido con esta ley y nunca lo vamos a hacer faltando la verdad”, agregó Iturralde.

El expresidente Julio María Sanguinetti convocó “a la conciencia ciudadana, a la reflexión, a que la ciudadanía se involucre, razone y actúe más allá de lo que puedan hacer los embanderamientos políticos”.

Por su parte, el senador Manini Ríos sostuvo que en su sector consideran que la LUC “es la misma, la enfoque el partido que la enfoque, que los argumentos para defenderlos son los mismos. Entendemos válido que cada partido haga su campaña, recorra el país y le explique a la gente, simplemente con la coordinación de no estar coincidiendo en el mismo momento y mismo lugar”.

Llamó a que “la gente cuando vote no tenga dudas de qué es lo que está en juego, que realmente sepa si están votando a su favor o en su contra para favorecer un objetivo político de ciertos sectores del escenario político nacional”.

Pablo Mieres, ministro de Trabajo y Seguridad Social y principal figura del Partido Independiente, señaló -según reseña El País- que a su entender la situación en materia delictiva y de seguridad es “menos peor o como quieran llamarle”.