Esteban Valenti

MONTEVIDEO (Uypress) - Desde que nuestro director, Esteban Valenti, aceptó hacerse cargo de la publicidad y la comunicación de la campaña del SI para derogar 135 artículos de la Ley de Urgente Consideración (LUC) se suscitó la polémica. Entrevistado por la colega Valeria Gil para diario El País aclara que "no es vocero" y que "desaparecerá" de la escena pública para dedicarse a hacer campaña.

Escribe la periodista que "se puede ver en su mirada: está entusiasmado. La vuelta al ruedo de Esteban Valenti al escenario político, como responsable de comunicación y publicidad del comando que impulsa la derogación de la ley de urgente consideración, se da en medio de críticas surgidas desde el propio Frente Amplio".

-¿Por qué decidió volver al ruedo después de ser tan cuestionado a la interna del Frente Amplio?
-Porque esto es diferente. Este ruedo es completamente diferente. No es un ruedo partidario, es ciudadano. A partir de la presentación de las 800.000 firmas el ruedo cambió de características: es una batalla cívica. Firmaron para que se ponga a discusión un texto que tiene un alma. Lo que sí me sorprendió que me plantearan ser el responsable de la publicidad.

-Su nombre era como mala palabra en el Frente Amplio.
-No sé si era mala palabra, estaba muy cuestionado y además es algo que me gané con todo derecho. Fueron inteligentes en una cosa: yo soy parte de los 800.000 firmantes y sobre todo de los 400.000 firmantes últimos. Firmé mucho después que Selva (Andreoli, su esposa). Llegué a decir que me parecía mal el referéndum y después me convencí. Y esto pasó por tres motivos. Primero porque efectivamente los ciudadanos se apropiaron del referéndum y lo transformaron en un gran hecho político. Segundo porque estudié un poco más el articulado. Y tercero por el gobierno: porque hizo un uso, un abuso. 

-¿Qué quiere decir con uso y abuso?
-Por ejemplo, ¿por qué ahora no aplicó el artículo de los combustibles? No se aplica y cuando se aplicó saltaron los combustibles una barbaridad. No se aplica porque no hay posibilidad de absorber el valor del barril del petróleo de acuerdo a lo que dijo el gobierno, que es el precio de la importación. No se aplica el pasar el 25% de los bienes incautados al narcotráfico al Fondo Nacional de Recursos. Yo no pensaba hacer campaña, escribía, opinaba en La Tertulia (de En Perspectiva) y hacía tuits. En un año empecé a cambiar mi posición y a ser mucho más duro.

-En su momento dijo que el referéndum era un error.
-Sí y me equivoqué, el referéndum se transformó en el eje de la batalla política nacional que pone en discusión los textos y lo que hay abajo, el alma de los textos. Me equivoqué. Hay que ser muy, pero muy necio para que la realidad sea una, tu opinión sea otra y vos digas que se joda la realidad.

-¿Tenía algún contacto con el Pit-Cnt o con el Frente Amplio antes de que lo fueran a buscar?
-No, incluso vino a planteármelo alguien que ni conozco, que es el sindicalista Gerardo Rodríguez. Después de una tertulia vino a decirme si yo estaba dispuesto a hacerme cargo de la publicidad. Lo pensé porque no es ningún regalo, es una batalla muy compleja, muy diferente a otras campañas. 

-¿Por qué?
-Porque cambiaron las campañas absolutamente, yo sigo las campañas de Chile, sigo las campañas de otros países. El papel de la gente ya no es solo ser votante, cambió el eje de la comunicación. Antes cuando hicimos la paradoja (campaña publicitaria de la lista 1001 en las elecciones de 1989 protagonizada por Horacio "Corto" Buscaglia), era un centro que difundía información y la gente que lo recibía. Ahora en realidad son miles de personas que generan mensajes que circulan entre ellos. Es un cambio radical. 

-¿Esta es una batalla difícil de ganar?
-Es una batalla difícil de ganar para nosotros y también para ellos, los del gobierno, y si no conseguimos algunas condiciones la perdemos. 

-¿Cuáles son las condiciones?
-La primera es que no es una batalla partidaria, es una batalla cívica, ciudadana. No es una batalla donde el mensaje lo puede hacer solo un eje de campaña, de hecho yo he recibido las mejoras contribuciones publicitarias de afuera. Ya tenemos cuatro tiktokeros, así les llamo, gente joven, mujeres que usan Tik Tok

-Dice que volvió porque es "otro ruedo", pero el referéndum está identificado con la izquierda.
-No hay 800.000 personas que firmaron por ser de izquierda. De hecho, 170.000 frenteamplistas no firmaron, según dicen las encuestas.

-El comando es todo de izquierda, lo integra el Frente Amplio, el Pit-Cnt, la FEUU y Fucvam.
-Pero el comando me llamó a mí y entendieron lo fundamental: no es una campaña del comando contra el gobierno. Es una campaña de los ciudadanos contra el gobierno. Yo me ocupo de la publicidad y de la comunicación. Si no logramos que esto sea, en contenidos y forma, una expresión ciudadana, no ganamos. Además, aclaro: yo no soy vocero del "Sí". No hay vocero.

-Lo fueron a buscar cuando los números venían bastante mal, ¿no es arriesgado asumir la responsabilidad ahora?
-Es como todas las cosas, si en el referéndum del 92 hubiéramos salido muy mal era culpa mía. Hay que asumir la responsabilidad y yo no sé hacer política sin asumir la responsabilidad.

-¿Está dispuesto a asumir la culpa si no se gana?
-Cuando se hacen las cosas hay que asumir la responsabilidad, absolutamente. No se pesca sin mojarse. Por eso digo que esto no es ningún regalo y además tengo una ventaja: yo no soy candidato a nada. Soy de la última ola, entonces hay que asumir la responsabilidad. ¿Por qué no acepto ser profesional? Porque no acepto cobrar.

-¿Le quisieron pagar?
-No, no. Todos saben que yo las campañas las hago por mi cuenta, como militante. Es otro compromiso, porque te jugás de manera diferente. 

-En otras campañas puso plata suya.
-En algunas mucha.

-¿Ahora piensa hacer lo mismo?

-No tengo ahora. Vivo en el mismo apartamento hace 30 años, trabajo y tengo 73 años. Selva cerró la agencia, así que no estamos en las mismas condiciones.

-Hubo cuestionamientos a que lo nombraran responsable de publicidad. Gerardo Núñez habló de "disparate" y Óscar Andrade dijo a Canal 10 que si él hubiera estado esa decisión no salía por unanimidad. ¿Le molestan este tipo de críticas?
-Preferiría trabajar sin fuego amigo. A mí me pidieron un plan, no solo aprobaron a Valenti. El plan es que la gente tome el papel protagónico en la calle y lo primero que hicimos fueron 500.000 folletos para dar argumentos y para unificar opiniones. Es cierto lo que dijo Andrade: sin la gente militando, convenciendo, no se lograban las firmas. Lo que hace la publicidad es agregar elementos. 

-¿Qué tanto puede hacer un publicista?, algunos dicen que no hacen milagros
-Milagro fue el del 89, se había caído el Muro de Berlín, se había ido la mitad del Frente Amplio y habíamos perdido el voto verde, y sin embargo sacamos cuatro senadores y el Frente ganó en Montevideo. Eso se puede decir que fue un milagro. 

-Cuando las cosas van mal se apunta a cambiar el publicista, ¿qué tanto puede hacer un publicista para ganar o perder?
-Un publicista no gana una campaña, un publicista puede perder una campaña.

-¿Cree que si no hubieran hecho el cambio de publicista iban por el camino de perder?
-No, nosotros empezamos de cero. Con la experiencia que tenemos, con la evaluación que tenemos y sin dejarnos llevar por las encuestas, que van para un lado o para otro. Es decir, nosotros lo que hicimos fue empezar a hacer una propuesta. Empezamos por la consigna, por una web accesible, y en esto de privilegiar a la gente, porque acá no se elige a un candidato, todo pasa por una confrontación de ideas.

-¿Leyó toda la LUC?
-Sobre todo los 135 artículos. Los tengo todos subrayados.

-¿Está de acuerdo con algunos de los artículos de la LUC?
-Con algunos sí, a algunos los hubiera votado. Que en una ley de 396 artículos no haya uno solo que fortalezca la lucha contra la corrupción, activa y pasiva, no me parece. Hay un artículo de los 135 que favorece a la corrupción y al narcotráfico, el que permite pagar con efectivo hasta los US$ 100.000. En Europa no se puede pagar con US$ 500 y acá vamos a pagar con US$ 100.000. Hay 2.000 presos nuevos y no hay ninguno por lavado de dinero. ¿No da para pensar?

-¿La LUC privatiza la educación pública?
-No, la LUC debilita la educación pública y la institucionalidad democrática y pretende que una de las cosas más complejas y difíciles se haga entre políticos y burócratas, cuando lo que tiene que hacerse es con un gran acuerdo nacional donde estén los docentes.

-Tenía una posición crítica del sindicato docente.
-La he tenido sí.

-¿La mantiene?

-Sobre algunas cosas sí, ¿pero quién los ayudó maravillosamente a ganar todas las elecciones? El gobierno. (Robert) Silva en las últimas elecciones (del Codicen) disputó con el sindicato y lo aplastaron, lo ayudó el gobierno porque quiso ningunear a los docentes. Podes discutir con el sindicato, pero sin los docentes no hay ninguna posibilidad de hacer una reforma. 

-Se habló de la privatización de la educación en la campaña, ¿ahora no se va a hablar más?
-No, no se va a hablar porque no lo creemos, ni lo cree nadie. 

-Fenapes lo ha dicho
-Este es el documento oficial aprobado (levanta un papel), lo escribimos nosotros y está aprobado por todos, y esta es la visión. ¿Podes decir que todos pensamos los mismo? No, no es cierto y sería una barbaridad, pero está claro que esta es la síntesis de los temas

-En intervenciones en La Tertulia decía que era muy difícil ganar el referéndum. ¿Sigue pensando lo mismo?
-Una batalla de este tipo, cuando del otro lado tenés todo el Estado agrupado con su fuerza, no es una batalla fácil. 

-¿El "Sí" está en desventaja?
-Sí, también en los medios. Esta semana como hice notas hablé no solo de los cuestionamientos a Valenti porque hablé de lo que está mal de la LUC, que son solo 135 artículos. El gobierno no se puede hacer la víctima, porque 341 artículos fueron aprobados y no fueron cuestionados, y al menos 200 se aprobaron por unanimidad.

-El gobierno habla de palo en la rueda.
-Bueno, somos malísimos ponedores de palo en la rueda, porque ningún gobierno en la historia nacional tuvo 341 artículos aprobados con tanta amplitud. 

-Andrade dijo a Búsqueda que este era un plebiscito contra el gobierno.
-Yo no lo creo así. Es más, creo que el gobierno tiene otros frentes para actuar con libertad. Pero también sé que están esperando el referéndum: lo de la jubilación a los 65 años apuesto lo que quieras que se está negociado; el tema de los combustibles, el tema del monopolio del puerto empieza el 1° de abril. Si la gana, el gobierno va a largar toda la ofensiva. Si hay algo que aprender y yo lo aprendí en la dictadura, es que el arma más poderosa que tienen los pueblos es una caja con una ranura arriba, con eso volteamos la dictadura y la golpeamos de muerte. 

-Pero acá no hay una dictadura, hay un gobierno electo.
-Sabes que pasa, la Corte Electoral en el 80 validó y fue fundamental para que ganara la lucha contra la dictadura; ahora por un voto le dio el celeste al "No" perdiendo objetividad, perdiendo equilibrio, perdiendo todo. La campaña del "No" es celeste y celeste. Uno me mandó un tuit diciendo: "mi cielo es celeste". El mío es celeste, excepto al amanecer y anochecer que es rosado (risas).

-En el Frente Amplio dicen que si les va bien será un gran impulso para 2024. 

-Hay que preguntarles a ellos. Eso lo voy a discutir después del 27. No me pidieron que me hiciera cargo para que yo pudiera dar las opiniones de Valenti sobre esto. El 28 opinaré. 

-El "No" sacó a relucir algunos archivos de cosas que dijo. ¿Tiene miedo que sigan sacando más?
-Parcial, porque yo escribo dos columnas por semana y tuiteo y me 
sacaron dos tuits. Además ya aclaré y dije que estaba equivocado. Que saquen lo que quieran, yo apechugo todo eso, lo he hecho siempre.

-¿José Mujica y Danilo Astori tendrían que aparecer en la campaña?
-Es un problema de ellos.

-¿Ayudaría?
-Cada uno tiene su público es notorio que son figuras de peso, lo tendrían que evaluar ellos. Está fuera de mi alcance, ya tengo bastantes líos como para ponerme a pensar en desafíos que no puedo resolver. 

-¿Por qué hay tanta aprobación al presidente Luis Lacalle Pou y cómo le juega en contra esto al "Sí"?
-La aprobación de Lacalle es primero por la pandemia, por cómo se movió. Puedo tener una visión crítica, pero tampoco estoy para analizar el tema de la pandemia, los uruguayos juzgarán según cómo va la situación. Es muy buen comunicador, es mejor comunicador que gobernante. Los ministros que no son iguales como comunicadores: han caído todos en popularidad. 

-¿El que haya aceptado ser el encargado de publicidad de la campaña es el primer paso para una reconciliación con el FA?
-Es una pregunta improcedente. En este momento no voy a dar opiniones políticas generales porque sería absolutamente incorrecto. Más que nunca estoy absolutamente comprometido con una batalla ciudadana, que va mucho más allá del FA y del Pit. A tal punto que estos días hablé, pero voy a desaparecer porque ahora lo que tengo que hacer es la campaña.

-Hay 135 artículos de la LUC que se quieren derogar por parte de la comisión del "Sí", ¿en qué se va a centrar la campaña?
-No voy a contar ni de cerca la campaña; sería un salame si lo hiciera. Primero la vamos a hacer y después la vamos a sufrir o a gozar. La educación es uno de los ejes; la seguridad, la libertad, los alquileres, la lucha contra el lavado, son otros. Hay una pregunta que hicimos al final del folleto que entregamos: ¿anulando los 135 artículos resolvemos el problema actual del Uruguay? No, pero si se aprueban los 135 artículos retrocedemos. 

-¿Qué es lo más difícil de esta campaña?
-En todas lo es elegir los centros, las prioridades y los usos del tiempo. En esta hay solo ocho semanas para llegar a 2.800.000 uruguayos.